Esto se desprende de la actualización del Programa de Estabilidad que el Ejecutivo ha remitido a Bruselas, en el que se concreta los pasos a dar para volver a una situación de estabilidad presupuestaria en 2013.

Para este año, el plan prevé que la administración central reduzca su déficit del 9,5% en 2009 al 6,2%, sin embargo estima que las comunidades autónomas volverán a incrementarlo desde el 2,2% al 3,2%. Por su parte, la Seguridad Social mantendrá una situación de superávit del 0,2% hasta 2013.

Cuando el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes esta actualización, así como el Plan de Austeridad, no detalló cuáles tendrían que ser las cifras de déficit de las comunidades autónomas y los ayuntamientos y sólo ofreció sus cálculos para el Estado y la Seguridad Social, con lo que no se dieron las cifras del conjunto de las administraciones.

El Gobierno envía a Europa estas proyecciones, aunque fuentes de Economía recordaron a EFE que se trata de aproximaciones que, en el caso de las cuentas autonómicas y locales, deben consensuarse con estas administraciones en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y la Comisión Nacional de Administración Local. Por eso, aclaran las mismas fuentes, las previsiones autonómicas y locales no son definitivas.

Según el cuadro remitido a la Comisión Europea, el déficit del 9,8% del PIB para este año se deberá a un saldo negativo del 6,2% en el caso del Estado, del 3,2% para las comunidades y del 0,7% para los ayuntamientos, frente a un superávit del 0,2% en la Seguridad Social, el mismo que tendrá en los tres ejercicios siguientes hasta 2013.

Para el año que viene, se calcula un déficit total del 7,5% del PIB, con un saldo negativo del Estado del 2,5% que será mayor en el caso de las comunidades, del 4,2%, mientras que el de los ayuntamientos será del 1%.

Esta fuerte bajada del déficit estatal y el aumento del autonómico en 2011 se deberán a que las comunidades autónomas tienen que hacer frente a la liquidación negativa por las entregas a cuenta de 2008, y devolver a la Administración central el dinero que recibieron de más, según explicó el pasado viernes la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado.

En 2012 el Ejecutivo prevé un déficit del 5,3%, con un saldo negativo del estado del 3,8%, del 1,5% para las comunidades y del 0,3% en los ayuntamientos. Además, pronostica que la deuda pública alcance un techo del 74,3% del producto interior bruto (PIB) en 2012 y que empiece a reducirse a partir de 2013.

Economía confía en cumplir el mandato europeo de reducir el déficit al 3% del PIB en 2013, y para ello el déficit del Estado deberá ser del 1,9%, el autonómico del 1,1% y el local del 0,2%.