El colegio ha destinado en esta ocasión un total de 61.787,70€ para fines solidarios, cantidad correspondiente al 1% del presupuesto colegial.

La iniciativa de los ‘cheques solidarios’, de carácter anual, simboliza el compromiso del Colegio de Abogados de Valencia con la mejora de la calidad de vida y la garantía de los derechos fundamentales de las personas desfavorecidas en diversas latitudes del planeta.

Las entidades beneficiarias de los cheques solidarios del ICAV han sido en esta ocasión Intermón Oxfam, Fundación Fontilles, Padre Vicente Berenguer, ONGD Tarpurisun, ASIEM (Asociación por la Salud Integral del Enfermo Mental), Teléfono de la Esperanza, Asociación Víctor E. Frankl, UNICEF, ONG “Global Infantil”, Asociación Valenciana de Caridad y Asociación Española contra el Cáncer.

“Nuestro cometido como abogados es defender los derechos de todas las personas, sea cual sea su situación o procedencia, pero especialmente de las que sufren las injusticias o la falta de recursos y por ello se encuentran en situación de vulnerabilidad. Esta iniciativa colegial es una forma más de comprometernos con la sociedad que nos rodea, ayudando a estas entidades sin ánimo de lucro a crear un mundo más justo para todos”, explica el decano del ICAV, Francisco Real.