Según datos del informe anual sobre el sector franquicias de la consultora Tormo & Asociados, el número de locales que tenían operativos las agencias inmobiliarias se redujo a la mitad lo largo de 2009, después de haber registrado un recorte del 40% el año anterior.

Actualmente operan en España 27 enseñas inmobiliarias, cuatro menos que en 2008 y 18 menos que en 2007, y en conjunto, dan empleo a un total de 4.303 personas, una cifra que contrasta con la plantilla de 15.432 trabajadores que sumaba el sector dos años antes.

La facturación de estas franquicias se estableció en 135 millones de euros en 2009, lo que supone un retroceso del 82% en relación con los 778,1 millones de euros en ventas que registraron en 2007.

En cuanto a la inversión, se ha ido reduciendo progresivamente desde el impacto de la crisis en el sector inmobiliario, de manera que se pasó de 164,3 millones de euros al cierre de 2007 a 59 millones en 2008 y 48 millones el pasado año.

El conjunto de franquicias españolas registró en 2009 el cierre de un total de 7.872 establecimientos por el impacto de la crisis en sectores como el inmobiliario, el financiero y, en menor medida, de viajes, un recorte que no fue compensado por las nuevas aperturas (3.817) y que provocó la pérdida de más de 30.000 empleos y un descenso de la facturación a niveles de 2006.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.