Para la federación, estos datos avalan la «crítica» situación que atraviesa el sector, y advierte de que las cifras aumentarán a lo largo del año «si desde los poderes públicos se siguen tomando decisiones incongruentes».

ATA denunció en un comunicado que la Agencia Tributaria está obligando a los transportistas por cuenta propia de vehículos ligeros (hasta 3.500 kilos de peso máximo autorizado) a cambiar su epígrafe tributario, desde el 722 (correspondiente a transporte de mercancías), hasta el 849,5 (servicios de mensajería y recadería).

La federación de autónomos considera que la decisión responde a «razones recaudatorias» dado que, según sus datos, representa un aumento del 98% en la tributación objetiva (módulos) y que sólo en concepto de IVA aumentará el pago anual desde 3.546,75 hasta los 7.021,10 euros anuales.

Según ATA, se da la circunstancia de que para obtener la tarjeta de transporte (autorización administrativa imprescindible para trabajar en el sector) es necesario estar dado de alta en el epígrafe 722.

Recuerda que los transportistas que trabajen sin esta tarjeta y todo vehículo de más de 2.000 kilos de peso que circule sin ella puede ser multado con 1.500 euros e incluso corre el riesgo de perder la tarjeta, con lo que, según asegura, «coloca a los transportistas al borde de la ilegalidad».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.