La rápida evolución que ha experimentado la tecnología en la última década ha impulsado el desarrollo y visibilidad de los departamentos de Derecho Digital de los despachos de abogados. La Inteligencia Artificial, el Big Data o el uso de algoritmos son sólo algunas de las herramientas responsables de la rápida transformación digital de empresas y entidades.

digitalización procesosNo hay duda de que el mercado legal demanda cada vez más abogados con “mentalidad digital”, capaces de ofrecer soluciones jurídicas a los interrogantes que plantean estas nuevas tecnologías. Sin embargo, ¿avanzan al mismo ritmo las estrategias de posicionamiento de los servicios relacionados con el Derecho Digital? ¿Se está trasladando correctamente al mercado el valor de estos servicios profesionales?

Para dar respuesta a estos interrogantes, la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra y las consultoras Band 1 y Black Swan Consultoría han elaborado el informe ‘Posicionamiento y reputación del Derecho Digital en el mercado español’, un documento que profundiza en las estrategias de posicionamiento de los servicios relacionados con esta área de práctica.

¿Qué es la “mentalidad digital”? ¿Qué conocimientos demanda el mercado?

Son tres capacidades esenciales que todo profesional del Derecho Digital debe reunir para competir en el mercado y lograr posicionarse frente a otros profesionales y firmas: dominar la base jurídica, conocer el marco normativo y los nuevos mecanismos jurídicos dispuestos en torno a las nuevas tecnologías y comprender los nuevos modelos de negocio, así́ como el funcionamiento de las herramientas digitales.

¿Están los planes académicos dando respuesta a esta demanda?

Queda mucho camino por recorrer. Los recién graduados terminan sus planes de estudio sin nociones básicas en materia digital. Por ello, urge sembrar en los estudiantes el interés por las nuevas tecnologías, una tarea que debe hacerse de forma transversal a través de las materias troncales. Esta obligación aplica a alumnos, pero también a profesores, que deben disponer de los conocimientos básicos para introducir en sus respectivos campos (Civil, Laboral, Fiscal…) las implicaciones de la digitalización. 

¿Es posible prestar servicios en todo el espectro de la práctica? ¿Qué servicios tienen mayor valor añadido?

El espectro de la práctica se dirige hacia el asesoramiento de negocio. El Derecho Digital es un área de expertise, un derecho creativo que apuesta por buscar soluciones a problemas nuevos, a veces no regulados, si bien parte de esos servicios se comoditizan muy rápido y su prestación ha de virar hacia la eficiencia, por lo que no significa que no existan abogados y firmas que operen en el espectro de la práctica más estandarizado.

¿Es un servicio multidisciplinar? ¿Uno exclusivo de derecho digital?

La propuesta de prestación de servicio en Derecho Digital es multidisciplinar y transversal a todas las áreas de práctica. En el contexto actual de digitalización, en pocas ocasiones un asunto es exclusivo de una materia. Por ello, en un mismo asunto intervendrán varios equipos de forma conjunta, razón por la que el capital humano destinado requiere de una gran capacidad de coordinación, convirtiendo a este tipo de asesoramiento en servicios de gran sofisticación.

¿Existe el cliente “digital” o todas las empresas son “digitales” en mayor o menor medida?

La economía digitalizada alcanzó el 22,6% sobre el total del PIB en 2022. Por lo que, a día de hoy, hablar de cliente “digital” no tiene sentido en una sociedad altamente digitalizada. Todas las empresas usan tecnología en mayor o menor grado y, por lo tanto, todas son susceptibles de ser clientes de los profesionales del Derecho Digital. Es por ello que identificar las oportunidades jurídicas en materia tecnológica de los clientes debe ser una prioridad para todas las áreas de práctica de la firma.

¿Cómo se transmite al mercado esta especialización? ¿Lo reflejan bien los directorios internacionales?

Existe cierta dificultad para los directorios y rankings legales a la hora de reflejar las diferentes áreas de especialización. No son pocas las guías que incluyen a los abogados especializados en categorías como TMT (Technology Media and Telecommunications), manteniendo una visión tradicional del Derecho Digital ligado al sector industrial que no se corresponde con el posicionamiento real.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.