No fue un discurso más.  La comparecencia del Rey de España poco antes que miles de familias españolas se reunieran para disfrutar la Nochebuena, no decepcionó a nadie. En un año marcado por el agravamiento de la crisis económica; el repunte del paro a los cinco millones; el alto  el fuego de ETA; las elecciones del 20N que han apostado por la alternancia electoral y una agenda intensa de S.M, Juan Carlos I, con audiencias a lo largo del año a presidentes como Angela Merkel, el de Israel, Simón Peres, la visita del Secretario Gnal de la ONU, Bank i-Moom; el encuentro del Papa, Benedicto XVI en Madrid en el verano, unido a los problemas de salud del Monarca y a las actividades conocidas presuntamente irregulares del Duque de Palma, su intervención no tuvo desperdicio. Al final de la misma ese último alegato “Estemos unidos. España lo merece y lo necesita” viene a definir el espíritu integrador de su mensaje.

Juan Carlos I inicio su intervención televisiva hablando de la crisis, una situación en la estamos los españoles inmersos desde hace años y que en su opinión cambiará de forma radical “los hábitos y comportamientos sociales y económicos de los españoles”. Para el Rey de España  es fundamental “saber reconocer con humildad cuales han sido los comportamientos equivocados “ para “salir de la misma desde un planteamiento global con medidas concretas que nos ayude a salir de ella”, como mensaje enviado al nuevo gobierno de Mariano Rajoy.  En ese contexto dejó claro que el papel de la Corona está siendo de mediador “acercando  posiciones, no distanciándolas; buscando avenencias, no rechazándolas enter todos los interlocutores sociales y económicos. También a animarles  a trabajar con diálogo y altura de miras, con rigor y convicción.”

En este entorno marcado por la recesión para el Jefe del Estado español  la máxima prioridad es el paro “una cifra inaceptable que cinco millones de desempleados y más grave entre los jóvenes que buscan su primer empleo. “. En este momento hizo un recordatorio especial a todas las familias españolas “cuya generosidad y entrega están siendo clave para que en  nuestro país se mantengan los niveles de estabilidad social adecuado.

Desconfianza en las instituciones

El Rey de España mostró su malestar por  la desconfianza que parece se extiende entre la opinión pública respecto a la credibilidad y prestigio de algunas de las instituciones de nuestra democracia.  Era su forma de abordar el caso Urdangarín  y su presunto comportamiento irregular que tanto daño está haciendo a la Corona española. En su opinión es lógico que la sociedad reaccione ante estas conductas irregulares “y dejó claro que actuaciones de este tipo deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos.” Por si faltaba aclarar más la postura sobre este asunto indicó que una cosa es un comportamiento individual irregular y otra generalizar “porque eso supondría una gran injusticia con la gran mayoría de servidores públicos”. Esta generalización causaría, desde su punto de vista,  “un grave daño a instituciones y organizaciones que son necesarias para la vertebración de nuestra sociedad.” Tras esta afirmación es evidente que la imputacion del duque de Palma puede llegar en cualquier momento.

El Monarca español también abordó el tema de ETA, organización criminal que hizo público un comunicado el pasado 20 de octubre donde expresaba su deseo de dejar la violencia armada, sin hablar nada de su disolución como banda armada. En este asunto  se mostró partidario que ya ha llegado el momento que “los terroristas entreguen sus armas asesinas y desaparezcan para siempre de nuestras vidas. “ Volvió a recordar a las víctimas y a sus familias  subrayando el papel de la sociedad vasca para buscar la libertad con el apoyo de las fuerzas de seguridad, la acción de la justicia y la colaboración internacional

Por último, Juan Carlos I se refirió a las elecciones del 20N y a los resultados que han generado la alternância política. Y volvío a dejar claro que el papel de la Corona “como símbolo de unidad y permanencia en el Estado, seguirá haciendo los esfuerzos necesarios a favor de una convivencia integradora”. A juicio de nuestro Monarca la unidad es la mejor receta para combatir la crisis: “no tengo duda de que los españoles sabremos estar a la altura de los tiempos y para ello siempre contaréis con el mayor y mejor hacer de la Corona.” También agradeció el interés de muchos españoles por su estado de salud, confirmando que está recuperado y tuvo tambien tiempo para destacara el papel del Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón durante su convalecencia.

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.