El Tribunal Supremo dio  a conocer ayer martes la sentencia firme referente a la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) aprobada por el pleno del Ayuntamiento de León el 28 de diciembre de 2007 y con efectos desde 2008.

Según la sentencia el alto tribunal desestima los recursos presentados tanto por la Cámara de la Propiedad como por el propio Ayuntamiento, el primero referente a la necesidad de devolver el IBI a todos los leoneses (independientemente de que existiera reclamación o no), y el segundo recurriendo la nulidad de la aplicación del impuesto.

Así el Supremo reconoce que el Ayuntamiento de León acometió el cobro de un impuesto de forma errónea ya que la publicación del acto administrativo se realizó en el mismo ejercicio (2008) en el que se aplicó el impuesto y se publico fuera de plazo en el  BOP (Boletín Oficial de la Provincia)

El Supremo ha ratificado la decisión del tribunal autonómico tras desestimar los recursos interpuestos por la Cámara de la Propiedad Urbana y el Ayuntamiento de León.

La sentencia del TSJCyL, de febrero de 2010, apuntó que el Ayuntamiento -que aumentó la cuantía del IBI en casi un 30 por ciento- tramitó la ordenanza de forma adecuada, pero que la publicó fuera del tiempo en el BOP, «por una serie de circunstancias» imputables en buena medida a la Diputación y que hicieron que el Boletín no se imprimiera en el plazo que debió hacerlo.

La ordenanza fue aprobada el 28 de diciembre de 2007 y la fecha de publicación en el BOP fue el 31 de diciembre, aunque hasta dos días más tarde no se pudo ver en Internet y hasta el 3 de enero en soporte impreso

Solo se atenderan las  74.114 reclamaciones

Como consecuencia del acto administrativo 74.114 leoneses reclamaron que se devolviera el incremento aplicado al Impuesto de Bienes Inmuebles, algo que ahora se deberá hacer de forma efectiva.

El Ayuntamiento reconocio ayer martes que «en una primera estimación» la cantidad a devolver rondaría los «cinco millones de euros»  ya que sólo se debe devolver a quienes presentaron reclamación administrativa (ocho si se tuviera que devolver a todos los leoneses). En todo caso la sentencia está pendiente de «una valoración definitiva» que se realizará a lo largo del día.

El Supremo también descarta el recurso presentado por la Cámara de la Propiedad quien solicitaba que se devolvier el impuesto a «todos los leoneses» (unos 90.000 pagaron este impuesto), algo que el Consistorio podría estudiar pese a que la sentencia permite no aplicarlo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.