La naviera, filial de Royal Caribbean, reclama este impago del grupo Marsans directamente a los dos empresarios, porque éste se produjo cuando todavía estaban al frente de la compañía y la deuda estaba avalada con los bienes personales de ambos.

El juez ha abierto otro proceso judicial al margen del concurso de acreedores necesario de Marsans que tramita el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid con una deuda de cerca de 600 millones de euros.

El pasado mes de septiembre, el Juzgado de Primera Instancia número 43 de Madrid pronunció la primera sentencia dictada contra el empresario por deudas avaladas personalmente y le condenó a pagar con su patrimonio personal 2.451 euros más intereses a un empleado de Air Comet por las nóminas impagadas de octubre y noviembre de 2009. Existen otras siete demandas similares en los juzgados.

En agosto de 2006, Royal Caribbean compró Pullmantur a Marsans por 430 millones de euros, además de asumir una deuda neta de unos 270 millones de euros, lo que situó el precio final de la transacción en 700 millones de euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.