“Es complicado hipotecar el crecimiento de un despacho alrededor de una persona”. Son palabras de Ana Clara Belío socia directora de ABA ABOGADAS, un despacho de que a lo largo de sus quince años de vida ha logrado posicionarse como referencia en las áreas de Derecho de Familia y Laboral en el terreno del asesoramiento a personas físicas. La firma lleva creciendo en los últimos años un 20por cien anual, por encima de la media del sector, alcanzando a finales del año pasado una facturación de 1,5 millones de euros “Trabajar en un despacho como el nuestro, con personas físicas, es un reto para cualquier abogado. No podemos olvidar que ves el resultado de tus gestiones de forma más rápida que si asesorases a una empresa. Es evidente que te exige mucho a nivel profesional. Lo importante es que trabajes bien y que el propio cliente pueda agradecer lo que haces por él”.

Ahora la recesión profunda que vive el país refuerza el asesoramiento que ABA ABOGADAS hace tanto en el plano laboral, múltiples temas relacionados con el despido; muchos de ellos llegan al Fondo de Garantía Salarial. Y en el ámbito familiar, pese a la disminución de los divorcios en el último año . se atiende ahora otro tipo de litigios que tiene que ver con la modificación de medidas. “Es un buen momento para pagar menos a la pareja porque los jueces son más sensibles en el momento que vivimos, de ahí que se puedan modificar esas medidas acordadas en sentencias”.

Ana Clara Belio es Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid en 1990; “Master of Legal Letters” en 1992 por la Georgetown University en Washington D.C. Fue becada por la Universidad de Georgetown durante sus dos años de permanencia en Washington. Además es Abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Después de trabajar dos años en el bufete Uría & Menéndez, en 1995 decide convertirse en socia fundadora del despacho Aba Abogadas junto a Cristina Almeida Castro y Luz Almeida Castro. Desde entonces se dedica al ejercicio profesional de la abogacía en este despacho, especializada en el Derecho del Trabajo y Derecho de Familia, además de otros asuntos.

En estos años han pasado de 2 a 7 socias y de 4 a 24 personas en plantilla. Nuestro plan a medio plazo prevé rebasar los dos millones de euros de facturación en 2012.

Recientemente he sido elegida como diputada de la Junta de Gobierno del ICAM (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid). Entiende que la invitación que recibió a formar parte de la candidatura que finalmente ha resultado elegida es un reconocimiento al esfuerzo profesional de estos años. En el ICAM está teniendo la oportunidad de contribuir a que la abogacía en Madrid se adapte a la creciente demanda de servicios legales en nuestra sociedad.

¿Podría hacernos un balance de estos quince años al frente de ABA Abogadas?

Iniciamos nuestra trayectoria en 1995 con la participación de tres socias, Cristina Almeida; Luz Almeida y quien le habla. Cinco años después se incorpora Olatz Alberti, también como socia. Desde la fundación de ABA Abogadas su crecimiento ha sido exponencial; las tres socias se han convertido en siete y nuestro equipo está formado por 25 abogadas. Hemos crecido y siempre hemos tenido presente la conciliación de la vida laboral con la personal en una profesión tan dura como es la de letrado.

Creo que nuestros clientes, personas físicas, la mayor parte, valoran en grado sumo la profesionalidad de nuestro despacho. Además como aliciente, creo que hemos sabido transmitir a nuestras abogadas que la propiedad de las acciones no está restringida únicamente a las socias fundadoras. Cualquiera de las abogadas que están con nosotras les damos la posibilidad que desarrollen una carrera profesional en nuestra firma y ser socios en un tiempo razonable.

Este es un planteamiento que solo se puede ver en los grandes bufetes de abogados. Por desgracia en las pequeñas firmas es complicado conseguir este modelo porque se estructuran alrededor de una única figura, con el problema que ello conlleva. Nosotros nunca lo hemos visto así, nunca se puede condicionar el crecimiento de la firma por una persona.

En el caso de las socias que crearon ABA hace quince años parece que confluyeron diferentes formas de ver el derecho.

En este caso, cada una de las socias fundadoras ha desarrollado un área que ahora cuenta con un equipo de trabajo. En el caso de Cristina Almeida ha sido el Derecho de Familia; en el mio propio el Derecho Laboral, mientras que la presencia de Luz Almeida, y con posterioridad, Olatz Alberdi impulsan toda la parte penal. En esta área en concreto se atienden cuestiones relacionadas con delitos económicos y órdenes de alejamiento en cuestiones relacionadas con violencia de género. Nuestro interés es ofrecer al ciudadano de a pie un servicio integral tanto en estos como en otros temas que sean de su interés. Queremos ser el despacho grande de los pequeños. También desde el 2001 hay una persona que es socia y pertenece al personal de administración, profesionales que su trabajo es fundamental en nuestra estructura

Habla de la dureza de la profesión de abogado, hay datos consultados que señalan que un cuarenta por ciento de los jóvenes abandonan la profesión al cuarto año de ejercicio.

Precisamente por las dificultades que supone ejercer esta profesión, donde el horario de tu trabajo lo marca el cliente hemos impulsado diversas medidas de conciliación. En este nivel de exigencia alta se ha apostado por la flexibilidad de los horarios e incluso el teletrabajo que ayuda a que nuestras profesionales trabajen desde su casa. Cada una de ellas tiene una autonomía plena en el desarrollo y gestión de los asuntos.

¿Cuesta mucho trabajar para personas físicas, en un momento de recesión donde tampoco está muy bien vista la justicia como servicio público?

La verdad es que es un reto para cualquier abogado. No podemos olvidar que ves el resultado de tus gestiones de forma más rápida que si asesorases a una empresa. Es evidente que te exige mucho a nivel profesional. Lo importante es que trabajes bien y que el propio cliente pueda agradecer lo que haces por él. De esta forma cuando llegas a casa tienes la sensación de haber hecho algo útil en ese dia. Por este motivo, es fundamental en nuestro caso saber tratar y mimar al cliente que llega a nuestras oficinas. Corresponder a esa persona que deposita su confianza en nosotros. Procuramos que se sienta como en su casa desde el asesoramiento integral que le ofrecemos.

Ahora la recesión profunda que vivimos hace que asesoremos múltiples temas relacionados con el despido; muchos de ellos llegan al Fondo de Garantía Salarial incluso, observamos que hay mucha destrucción de empleo. Y en el ámbito familiar, pese a que las estadísticas señalan que disminuyeron los divorcios del 2008 al 2009 en un 14 por ciento, no da la sensación que estemos en esa situación. Pese a estos datos, atendemos ahora otro tipo de litigios que tiene que ver con la modificación de medidas; es un buen momento para pagar menos a la pareja porque los jueces son más sensibles en el momento que vivimos, de ahí que se puedan modificar esas medidas acordadas en sentencias.

Vivimos en un país hiperregulado, con excesiva legislación, mucha de ella cambiante, que me imagino sorprende a sus clientes.

La verdad es que como bien sabe el no conocimiento de las leyes no le exime a uno del cumplimiento de la misma. En áreas como el derecho laboral o el fiscal es fundamental que el letrado se encuentre al dia por lo cambiante de la legislación mientras que por su parte en el derecho de familia los cambios han sido muy inferiores.

En un país como el que vivimos con cerca de nueve millones de casos que llegan a los tribunales es fundamental explicarle a esa persona que viene a verte lo importante de encontrar un acuerdo fuera del proceso judicial. Que eviten acudir a cualquier procedimiento porque además ello conlleva a pagar, si así lo estimase el juez de turno, las costas procesales del mismo. Habría que potenciar los mecanismos de arbitraje y mediación que en este país aún se usan bastante poco, soluciones más rápidas pero con menos coste

¿Cómo se ve la figura del abogado de familia en este contexto?

Ha crecido mucho nuestro colectivo pero tenemos que ser críticos, hay pocos profesionales competentes. El buen abogado de familia debe por encima de todo trabajar para llegar a acuerdos prejudiciales en el ámbito familiar. Se trata de disminuir la conflictividad todo lo que se pueda. Y más sin hay menores por medios en cualquier litigio de este tipo. Debemos de ser conscientes que nuestro trabajo puede condicionar la vida familiar de esas personas durante los próximos diez años.

Es plausible buscar el acuerdo antes del proceso judicial, ahí quisiera destacar el esfuerzo del Juzgado 29 de Madrid centrado en la conciliación familiar; arranca un proyecto piloto por el cual los cónyuges se someten a este programa de conciliación antes de su divorcio. Todos los medios que ayuden a lograr ese acuerdo, bienvenidos sean

Un divorcio hay que entenderlo como una solución a un conflicto. No como un conflicto más. Hay que ver la separación de una pareja como una ayuda o la solución a sus problemas. No se le debe al cliente generar un problema adicional. Ese debe ser el enfoque que debería darse al derecho de familia

Hay un gran colectivo de abogados de familia pero sigue sin existir una Jurisdicción específica para todos estos casos.

Esta es una vieja reivindicación de los abogados de familia. Contar con una Jurisdicción especializada en familia no tiene más que ventajas. Se trataría de dotar a los juzgados de un presupuesto que ahora no tienen y que los propios magistrados pudieran especializarse en estas cuestiones. Los propios juzgados deberían contar con gabinetes psicosociales para poder explorar a los menores.

Habla de los menores de edad, en un momento donde se abre el debate sobre la necesidad de bajar su edad penal.

Es un tema delicado y la respuesta no es sencilla. De todas formas habría que buscar la fórmula de evitar asuntos como el de Sandra Palo donde los menores causantes de la muerte de la joven ya están en libertad. Soy partidaria de que se haga una reforma en ese sentido.

Al hablar del divorcio, surge la pregunta por la figura de la Custodia Compartida, aún por desarrollar de forma plena en nuestro país

Es una fórmula que está resultando bastante bien cuando se realiza su aplicación. Soy partidaria de que se impulse, por tanto, la Custodia Compartida. Se ha comprobado que en otros países tiende a disminuir la conflictividad. Supone obligar a ambos progenitores a que realicen esa corresponsabilidad que les atañe. Los propios jueces advierten que han cambiado los tiempos. Que la mujer también está incorporada al mercado laboral, incluso en determinados casos con más exigencias laborales que el varón, y que por ello hay que apostar por esta figura de la custodia compartida.

Su currículum revela que es diputada del Colegio de Abogados de Madrid.

Todos los Diputados de la actual Junta de Gobierno del Colegio estamos repartidos en Comisiones de Trabajo. En mi caso, formo parte de la Comisión de Deontologia, presidida por Rafael del Rosal como letrado asesor jefe, junto con otros cuatro Diputados donde realizamos expedientes sobre algunas conductas punibles de los abogados, además de analizar las quejas de los ciudadanos, la mayor parte centradas en que no han vuelto a ser atendidos correctamente por sus letrados. Que no localizan a su abogado y no tienen respuesta de él. Para nosotros, desatender la defensa de alguien es intolerable. Bajo mi punto de vista es fundamental dignificar nuestra profesión con nuestro ejercicio diario

Al hilo de esta mala praxis, se alzó alguna voz que señalaba la necesidad de hacer públicos los comportamientos más negativos. ¿Qué opina de esta cuestión?

Creo que no avanzaríamos nada con esta publicidad. Además entraríamos en otro terreno aún más delicado que es el de la confidencialidad y la protección a la intimidad. Tampoco conocemos los impagados de las multas de tráfico o la lista de pederasta que se pensó hacer publicidad.

Sobre la Reforma Laboral

Si le parece ahora abordamos el campo laboral, del que usted es experta. ¿Cómo vislumbra la situación que vivimos?

Es necesaria una reforma laboral en profundidad de nuestro sistema productivo. Que a ser posible sea consensuada con los sindicatos porque el caballo de batalla que se contempla es la indemnización por despido. Mientras que los sindicatos abogan por mantener los 45 dia por año trabajado en 42 mensualidades, el empresario aboga por la flexibilización del despido. De todas formas , si ahora hiciésemos una encuesta en la calle estoy convencida que muchos delos entrevistados prefieren tener trabajo pese a contar con una indemnización menor para así salir de su situación de desempleo.

En este contexto, ¿qué opina del modelo alemán del que se ha hablado que se podría implantar en nuestro país?

Es complicado que pueda arraigarse en nuestro sistema productivo. Creo que pasará como en Francia que no ha funcionado. Por reducir la jornada laboral de 38 horas semanales no se ha generado más empleo. Lo más importante que se debe hacer es dinamizar el mercado creando nuevos puestos de trabajo. Posiblemente una solución sea el abaratamiento del despido.

Los expertos hablan de la «flexisecurity» para adaptar este concepto europeo al modelo español laboral.

Cualquier reforma que se vaya a acometer hay que hacerla por consenso. Es la mejor fórmula para que no sea cuestionada por los Tribunales. Desde ese contexto, la reforma laboral debe lograrse a través de un amplio consenso que nos ayude a alcanzar la tan ansiada paz social. E introducir fórmulas de flexibilidad horaria; rotatoria en este sentido.

Se espera la reforma laboral y también se discute sobre la necesidad de retrasar la edad de jubilación en el mercado español.

Es otra cuestión que hay que analizar a fondo. De todas formas creo que este tipo de medidas puede ayudar a las personas que se vayan a jubilar dentro de treinta años a garantizar su pensión. Es una medida impopular en los términos que se ha expuesto pero desde luego puede ayudar a mantener nuestro sistema público de pensiones. No podemos olvidar tampoco que cada vez vivimos más años; con lo cual tiene cierto sentido retrasar la edad de jubilación. Además hay cada vez más personas que son beneficiarias del sistema de prestaciones públicas.

¿Y qué papel deben jugar entonces entidades como el INEM o las empresas de trabajo temporal?. ¿De qué forma deberían modificarse?

Es complicado que las etts cambien su forma de funcionar. Están sometidas a una regulación específica que pretende evitar lo que se llama el prestamismo laboral. El papel del INEM tiene que seguir siendo el de ahora. No creo que el problema sea el de la gestión del desempleo. El propio fraude del desempleo está bastante controlado. Como le he comentado con anterioridad yo impulsaría la reforma laboral desde otros parámetros desde el punto de vista de creación de empleo

Se está tramitando un nuevo Código Penal en el Parlamento y una de sus novedades es que el acoso laboral pueda ser un delito penal.

Figuras como el acoso laboral han existido siempre. El mobbing es un comportamiento empresarial conocido desde hace muchos años. Lo que sucede es que este tipo de actitudes pueden llegar a afectar a la salud del propio trabajador; bien por parte de sus compañeros o del propio empleador. Lo que ahora se discute es si esa conducta puede llegar a ser delictiva; aparte de susceptible de indemnización. Lo que se trata ahora es de probar si hay un daño adicional producto de ese comportamiento que puede alterar gravemente psicológicamente a ese individuo.

El problema de este tipo de cuestiones es poder probar los comportamientos de mobbing. Se producen en situaciones de aislamiento, al igual que el acoso sexual, donde faltan pruebas directas. En este tipo de situaciones a falta de elementos directos hay que ir a fórmulas indirectas como recopilación de correos electrónicos o incluso mediante el uso de grabadoras que emplee el trabajador grabando determinadas conversaciones

Otra cuestión es la falta de integración de las personas con discapacidad en el mundo laboral. Pocas empresas cumplen la LISMI.

Existen muchas trabas administrativas que disuaden a la empresa de ese comportamiento. Nosotros incorporamos hace años a una persona discapacitada en el despacho y la verdad que tuvimos que solventar muchos trámites burocráticos y la adecuación de las propias oficinas, cuestión que no siempre es sencillo de realizar, para que pudiera estar con nosotros. Si se pudieran aligerar toda esta normativa quizás las empresas se pudieran decidir por hacerlo con mayor profusión

Por último, dénos alguna idea para que la justicia se convierta en el servicio público que todo el mundo ansía.

La Oficina judicial debe modernizarse. Habría que seguir los ejemplos de la Agencia Tributaria o la Seguridad social. En la actualidad, hay una demora excesiva en la tramitación de los procedimientos. No es lógico que una demanda presentada en el 2009 el juicio se nos cite para el 2014. Habría que seguir la tendencia marcada desde la jurisdicción social que ha puesto en marcha tras este verano unos Juzgados de Refuerzo que funcionan por las tardes. Esto lo que ha hecho ha sido descongestionar el número de señalamientos. Otra solución pasaría por la creación de nuevos juzgados impulsados por los abogados, que con una carrera de reconocido prestigio, acceden a la judicatura por el cuarto turno. También es fundamental que cuenten con la dotación presupuestaria adecuada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.