Como parte de la estrategia de crecimiento de la firma y bajo la dirección de José Ayllón un letrado especializado en estos temas, Dutihl abogados prosigue con su estrategia de crecimiento creando una nueva área de especialización, de Derecho de la Competencia, que será a corto plazo, tan importante como el Fiscal o el Mercantil. «Es evidente que esta forma de ver el Derecho es necesario abordarla de forma conveniente», señala Ayllon. «De hecho en los últimos tiempos se han incrementado los procesos sancionadores a las empresas por sus errores en materia de competencia, un 90% de los cuales son de Pymes». A su juicio, la labor de la CNC es muy positiva, sobre todo tras la entrada en vigor de la nueva ley de Defensa de la Competencia que le ha dotado de más medios y competencias.

José Ayllón Castro es Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, Master en Derecho Comunitario por la Universidad Autónoma de Madrid y cuenta con el diploma en Derecho de las Comunidades Europeas de la Escuela Diplomática de Madrid. Proviene de Howrey Martínez Lage en dónde se especializa en Derecho de la Competencia. Allí interviene en procedimientos sancionadores ante las autoridades de competencia españolas y comunitarias, así como los posteriores recursos ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

También ha participado a nivel comunitario, ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas y Tribunal de Primera Instancia de las Comunidades Europeas, en el ámbito del Derecho de competencia, libre circulación de mercancías, prestación de servicios y libertad de establecimiento. También ha actuado en diversas ocasiones ante la jurisdicción civil en asuntos en materia de competencia desleal y defensa de la competencia y cuenta con una amplia experiencia en materia de control de concentraciones. Anteriormente desempeñó su labor como asesor de PYMEs en Derecho de la Unión Europea y desde 2002 compagina su trabajo como abogado con su puesto de Director Ejecutivo de la revista “Gaceta Jurídica de la Unión Europea y de la Competencia”.

¿Podría explicarnos cómo se ha puesto en marcha esta área dentro de su firma y que perspectivas hay en su primer año?

Dutilh Abogados ha creado la nueva área especializada en Derecho de la Competencia en el marco del proceso de crecimiento y expansión en el que se encuentra inmerso la firma. El nuevo departamento pretende ofrecer al cliente un asesoramiento jurídico de calidad, caracterizado por la proximidad y el compromiso y con la idea de reforzar las áreas de práctica existentes: Mercantil; Bancario y Financiero; Fiscal; Laboral; Administrativo; Procesal y Arbitraje.

En Dutilh Abogados pensamos que las perspectivas, a pesar de la situación económica, son buenas para posicionarse como un Despacho de referencia, ya que pensamos que las épocas de crisis son épocas de oportunidades para todos aquellos dispuestos a centrarse en ofrecer un asesoramiento de calidad, como estamos haciendo nosotros.

¿Cómo va su despacho acercar el mundo de la competencia a las Pymes?

Uno de los principales problemas con el que se encuentran muchas Pymes es la ausencia de un conocimiento adecuado de la legislación de competencia. Situación que puede dar lugar, en algunas ocasiones a conductas involuntarias que pueden ser contrarias a las normas de competencia. Esta situación puede observarse en los procedimientos sancionadores de los últimos años, en los que se han visto implicadas no solo grandes empresas, sino pequeñas empresas y, sobre todo, las asociaciones sectoriales a las que pertenecen.

Y es que las normas de competencia no solo se aplican a las grandes empresas –como erróneamente podría pensarse en algunas ocasiones- sino que también se aplica a una pequeña asociación de autoescuelas locales o una multinacional, por ejemplo. En este contexto, pensamos en asesorar a nuestros clientes que sean pymes con programas específicos de cumplimiento del derecho de la competencia pensando que la eficacia de estas medidas debe ir acompañada de un conocimiento muy adecuado y cercano al ámbito en el que desarrollan su actividad diaria.

Hay datos que señalan que se incrementan las sanciones dirigidas a Pymes desde el punto de vista de la competencia. ¿Cuáles son los errores más frecuentes que se detectan en la Pyme?

Como decía anteriormente, las normas de competencia afectan a todo tipo de empresas y asociaciones, con especial relevancia a las Pymes, por lo que un adecuado conocimiento de la legislación de competencia resulta fundamental para competir de forma eficaz.

Las Pymes no son diferentes a otras empresas, pero a diferencia de muchas grandes empresas que ya disponen de un conocimiento adecuado de la normativa de competencia y cuentan en muchas ocasiones con el adecuado asesoramiento interno y externo ellas no disponen en muchas ocasiones de este tipo de asesoramiento que, como pensamos, es fundamental. La responsabilidad de los gestores de las Pymes en esta situación es muy importante para evitar sanciones a sus empresas. Y es que no cabe olvidar la legislación de competencia española prevé, al igual que la comunitaria, multas que pueden alcanzar el 10% de la facturación. Es importante recordar también que la legislación española permite sancionar a los directivos de las empresas, además de las multas que se impongan a las empresas o asociaciones

¿Qué valoración puede hacer de la gestión de la Comisión Nacional de la Competencia en nuestro país? ¿Cree que a su espíritu sancionador debería aunar otro matiz divulgativo de este nuevo derecho?

Mi opinión sobre la labor de la CNC es muy positiva, sobre todo tras la entrada en vigor de la nueva ley de Defensa de la Competencia que le ha dotado de más medios y competencias.

Ahora bien, la CNC, debería centrar sus esfuerzos en perseguir las conductas más dañinas para la competencia, como los cárteles (donde se ha mejorado mucho por parte de la CNC) y también centrar sus esfuerzos en sancionar las conductas anticompetitivas que más afectan a los consumidores en sectores muy sensibles (por ejemplo, energía, transporte, carburantes, etc.).

Estoy convencido de que la CNC va a dedicar más esfuerzo a las tareas de promoción de la competencia y, particularmente en estos tiempos. Ciertamente, la promoción de la competencia compete muy especialmente a la CNC, pero también es responsabilidad de todos aquellos que nos dedicamos al asesoramiento en esta materia. No obstante, creo que la CNC no debería descuidar su responsabilidad y dedicar más espacio a la promoción de la competencia centrándose especialmente en las Pymes, por ser el núcleo más esencial de las empresas españolas.

¿Cómo se puede desarrollar una buena planificación una empresa en materia de competencia?

La importancia que un adecuado conocimiento de la legislación de competencia tiene para las empresas es fundamental para poder desarrollar su actividad con garantías. Para desarrollar una buena planificación hay que contar con un adecuado asesoramiento especializado y por eso, en Dutilh Abogados, hemos elaborado programas de cumplimiento expresamente diseñados para cada tipo de cliente que nos permiten mantener posteriormente un asesoramiento permanente en esta materia. Pensamos siempre que es mejor ofrecer medidas preventivas que verse inmersos en un procedimiento sancionador.

¿Este tipo de asesoramiento es común en Europa, podría decirnos qué país del Viejo Continente lleva la delantera en estos temas?

Por supuesto que el asesoramiento es común en el resto de Europa. No obstante, no debiéramos pensar que la distancia existente entre España y el resto de miembros de la Unión Europea es relevante en esta materia, pues no es así. Aquí, como en el resto de países, es necesario insistir en la promoción de la competencia entre las empresas.

¿Hasta que punto la crisis económica puede influir en el desarrollo de este tipo de operaciones? ¿cómo puede afectar al derecho de la competencia la coyuntura actual que vivimos?

La tentación de los poderes públicos en este tipo de coyunturas económicas es la de relajar la aplicación de las normas de competencia, no solo en materia de ayudas de estado, sino incluso en la persecución de determinadas conductas anticompetitivas. Estoy pensando, por ejemplo, en la intervención pública para paliar la crisis. Por ejemplo, dado que el Gobierno ha anunciado un aumento del volumen de contratación pública (ayudas económicas que se van a otorgar a las entidades locales), la CNC debería estar especialmente atenta a la posible colusión entre las empresas que acudan a estos concursos.

Ahora bien, incluso en esta situación económica, la Comisión Europea ha dado una clara señal a las empresas de que no habrá un relajamiento en la aplicación de las normas de defensa de la competencia. Me remito a la reciente multa impuesta por la Comisión Europea a la empresa Intel, con una multa que ha superado los mil millones de euros.

Por lo que respecta a nuestro país, me vienen a la mente en estos momentos las palabras del Presidente de la Comisión Nacional de la Competencia en una entrevista en un medio escrito en las que ya se encargó de recordar que la autoridad de competencia española tendrá tolerancia cero con las conductas restrictivas de la competencia. Y es que, la competencia no es el problema, sino la solución.

Desde su punto de vista, ¿qué formación exige al abogado que se dedica a este tipo de asesoramiento ¿Dónde se forman estos profesionales en la actualidad?

Como cualquier otra rama de la actividad jurídica, una buena formación de base en la Universidad es fundamental, aunque es conveniente ir ampliando conocimientos en cursos de postgrado dedicados especialmente a esta materia y, por supuesto, la experiencia profesional. En España ya existen algunos centros que imparten cursos y masters especializados en la materia, aunque siguen gozando de mucho prestigio algunos estudios impartidos en otros Estados de la Unión Europea.

Ahora bien, sería necesaria una mayor colaboración entre las universidades y las empresas y asimismo una labor continuada de promoción de la competencia por parte de las autoridades que permita una mejor formación de los abogados que quieran especializarse en esta materia.

Me imagino que en este tipo de servicio es fundamental contar con una buena relación con la Unión Europea y sus instituciones. ¿Podría explicarnos cómo se gestan estas relaciones?

Las instituciones europeas siguen viéndose todavía como algo lejano y un poco ajeno a nuestro quehacer profesional diario. Sin embargo son muy escasas las actividades que escapan a la legislación europea y este dato resulta fundamental para asesorar adecuadamente a las empresas. En este sentido, es evidente que saber dónde ir, y con quien contactar facilita y agiliza muchos trámites ante las Instituciones europeas, pero no conviene tampoco exagerar sobre estos aspectos.

Por ultimo, dénos su visión sobre la situación del estado de nuestra justicia y alguna idea para resolver su funcionamiento.

La verdad es que esta es una cuestión tremendamente complicada en la que solo existe una opinión unánime y es sobre el mal funcionamiento de la justicia. Existe un gran consenso a todos los niveles sobre los problemas que padece nuestro sistema judicial (falta de medios, necesidad de crear la oficina judicial, nombrar más jueces, etcétera).

Creo que este es de los pocos ámbitos de la vida política en los que un gran pacto de estado entre los principales partidos es más fundamental. Aquí no se trata de imponer una determinada visión de la justicia que dure una o dos legislaturas, hace falta establecer con generosidad, una estrategia de futuro sobre el sistema judicial que queremos y que sirva a todos, pero pensando siempre en los principales protagonistas: los ciudadanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.