A punto de celebrar su próxima reunión que tendrá lugar en noviembre del 2009 en Copenhague bajo la dirección de Forum Advokater de Dinamarca. Peter Munday, presidente de CICERO Liga de abogados internacionales, una de las redes internacionales de bufetes de abogados más prestigiosas del momento, explica a esta publicación los últimos movimientos de su entidad y ofrece su opinión sobre el sector. Como se recordará la última reunión de esta red de despachos tuvo lugar durante el pasado mes de mayo en Ontario, Canadá, donde se abordó el tema de la expansión en América Latina. En esta parte del mundo, el bufete español Ceca Magán Abogados es el encargado de ser el abanderado de la expansión de CICERO. Desde su punto de vista “Fusiones entre bufetes siempre habrá. Después de una recesión hay generalmente un incremento en fusiones. Algunas firmas se han debilitado durante la recesión y necesitarán nuevos recursos tanto profesionales como económicos. . Las redes también se fusionan. CICERO ha sido contactado en el pasado para incorporar a otra red. Pero eso es casi imposible por nuestra regla de un bufete por país”.

Presidente de CICERO Liga de abogados internacionales. Abogado especializado en M & A y Notario. Fundador del bufete Mundays LLP y socio del bufete hasta 2007. Actualmente es director de Global Electronics Recovery Ltd. y dirige otras empresas de diverso tamaño. Peter Munday fundó CICERO, League of International Law Firms hace siete años. CICERO, que nació con apenas media docena de miembros, se ha convertido en una de las asociaciones internacionales de abogados con mayor prestigio y peso y cuenta actualmente con miembros en 30 países del mundo. Argentina e Israel serán las próximas incorporaciones.

CICERO es una red internacional de bufetes independientes que enlaza bufetes de alta especialización y calidad especialmente en los sectores de derecho empresarial, derecho mercantil y derecho inmobiliario. A diferencia de otras redes internacionales CICERO sólo admite un miembro por país lo que origina unas relaciones profesionales muy estrechas. De estas relaciones se benefician tanto los clientes como los mismos bufetes. Cada bufete asesora a los clientes recomendados por cualquier miembro de la red de forma independiente.

CICERO es una organización no excluyente, lo que significa que los bufetes integrantes no tienen la obligación de recomendar sus clientes sólo a otros bufetes miembros, ni tienen prohibido pertenecer a otras organizaciones o alianzas. Los miembros se reúnen periódicamente para intercambiar experiencias y reflexionar sobre su colaboración en beneficio de sus clientes internacionales. Esta entidad pretende convertirse en un foro para bufetes en todo el mundo. Los miembros de CICERO trabajan de forma individual. Cada bufete es autónomo y ejerce la práctica legal de forma independiente de los demás miembros.

CICERO es una red internacional de bufetes independientes que enlaza bufetes de alta especialización y calidad especialmente en los sectores de derecho empresarial, derecho mercantil y derecho inmobiliario. A diferencia de otras redes internacionales solo admite un miembro por país lo que origina unas relaciones profesionales muy estrechas. De estas relaciones se benefician tanto los clientes como los mismos bufetes. Cada bufete asesora a los clientes recomendados por cualquier miembro de la red de forma independiente.

¿Podría explicarnos cuál es la trayectoria de la red CICERO en este último año y que objetivos van a estudiarse en el próximo encuentro de su organización en Dinamarca?

Durante el año pasado se incorporaron a CICERO despachos de Polonia, México, Brazil y Sudáfrica. Esperamos que dentro de algunos meses se incorporen firmas de Argentina e Israel.Nuestro encuentro en Dinamarca tendrá lugar en Noviembre, organizado por nuestro miembro danés. Una de las nuevas iniciativas que se dará a conocer será nuestra Liga Junior (Junior League) que se compone de abogados de nuestros miembros que no tengan la categoría de socios. También reforzaremos nuestros esfuerzos para dar a conocer a la liga a través de los medios. CICERO también se ha organizado en grupos sectoriales como banca, logística, UE y laboral, que se discutirá en Copenhagen.

¿Cuál es el valor añadido de una organización como CICERO respecto a similares? ¿Hasta que punto es bueno que esté limitada la entrada de despachos del mismo país?

Es difícil de resumir las diferencias entre CICERO y otras redes. Todos tienen sus propios criterios sin embargo casi nadie limita la entrada a una firma por pais. Nosotros creemos que se establecen unas relaciones más fuertes con nuestro método y se crea una mayor transparencia. En la búsqueda de nuevas firmas para la liga busco despachos que quieren pertenecer a una “familia” y quieren compartir la amistad de los demás miembros de CICERO. Naturalmente han de ser firmas de primer nivel pero también han de de ser amigos y fácilmente asequibles con buenas habilidades sociales.

En mis análisis de firmas he encontrado firmas excelentes pero con los abogados senior bastante poco abiertos y en casos arrogantes. Estas empresas no han sido invitadas. En EEUU y China podría haber varios miembros de CICERO, porque son países muy grandes. Sin embargo hemos descartado esa posibilidad pero nuestros miembros norteamericanos y chinos tienen una presencia y conexiones en toda la geografía de sus respectivos países. Estoy seguro que nuestra forma de actuar funciona muy bien. En nuestras reuniones hay un clima muy alegre.

¿Cómo se está gestando la expansión de CICERO en Latinoamérica y que papel va a jugar el despacho de abogados Ceca Magán?

América Latina es un Nuevo objetivo para la liga. Inicialmente nos concentramos en Europa y Norteamérica. Ceca Magán ha sido importante para introducirnos en esta nueva región. El bufete tiene fuertes conexiones en la región y con nuestro miembro en Portugal. La gran ventaja que aporta Ceca Magán Abogados es además del idioma sus lazos empresariales con America Latina. Yo creo que con Ceca Magán tenemos un miembro de la liga con una fuerte ética internacional que jugará un gran papel en el desarrollo de CICERO.

¿Podría describirnos las relaciones que mantiene CICERO con otras organizaciones y algún proyecto en el que estén colaborando estas entidades?

CICERO no mantiene contactos directos con otras redes. Hemos estado barajando una alianza con una red de asesorías contables pero dado que hay países donde los asesores fiscales son competencia directa de los abogados hemos descartado la idea.

En un mundo global como el que vivimos, ¿cómo se encaja el concepto de derecho universal respecto al derecho de cada uno de los países?

El derecho universal se encuentra sólo en la Unión Europea. Sin embargo hay algunos países que recogen iniciativas legales de otros países. Por ejemplo la regulación de la UE sobre Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se aplica en algunos estados en EEUU. Una de las grandes ventajas de CICERO es que los miembros pueden ayudarse mutuamente en la interpretación de la legislación. Por ejemplo si nuestra firma inglesa asesora a un cliente sobre la adquisición de un inmueble en España necesitaría la ayuda de una firma de alta calidad en España. Sin CICERO con quien podría contactar? A través de la red conoce abogados en una firma en Madrid y sabe que va a recibir asesoramiento de primera clase, lo que un contacto con un despacho al azar no le puede garantizar.

En un momento de recesión mundial, ¿cuál debe ser el papel del abogado en estos momentos de cara a sus clientes? ¿Qué tipo de consultas surgen ahora por motivo de la crisis?

No creo que el papel del abogado debe variar con la coyuntura económica. Un abogado debe tener una actitud proactiva y ser muy asequible. Por eso las relaciones de amistad de nuestros miembros son importantes. El abogado esta para asegurar que una transacción se realiza de acuerdo con las leyes aplicables y que su cliente consiga los mejores resultados posibles. Según mi experiencia en M&A muchos abogados están de “espectadores pasivos” y no ayudan a sus clientes para lograr más de lo que se han planteado inicialmente. Viendo algunos casos de los miembros de CICERO puede afirmar que el cliente no sólo consigue un muy buen abogado, sino también un buen amigo en quien puede confiar.

Y respecto al propio sector jurídico, ¿cree que van a continuar los procesos de fusión entre despachos? ¿Es posible que también haya fusiones entre redes de bufetes?

Fusiones entre bufetes siempre habrá. Después de una recesión hay generalmente un incremento en fusiones. Algunas firmas se han debilitado durante la recesión y necesitarán nuevos recursos tanto profesionales como económicos. El factor miedo juega un gran papel en éste sentido. Muchas firmas que lo han pasado muy mal durante la recesión no quieren volver a vivir un tiempo de dificultades, por eso creen, muy a menudo equivocadamente, que una fusión es un seguro para el futuro. Las redes también se fusionan. CICERO ha sido contactado en el pasado para incorporar a otra red. Pero eso es casi imposible por nuestra regla de un bufete por país. Hemos rechazado la oferta por esta razón y porque algunos de los miembros de la red en cuestión no correspondían a la calidad que exigimos para CICERO.

En este contexto, ¿se vislumbran otros nichos de mercado para los juristas como el derecho deportivo, el derecho aeronáutico o el ya reconocido Derecho de la Competencia?

Muchas firmas y redes ofrecen servicios que cubren ciertos nichos de Mercado. Sin embargo en éste mundo de rápidos cambios hay un peligro en restringir los servicios demasiado. A través de nuestros grupos de trabajo sectoriales, CICERO también ofrece oportunidades en nichos de mercado.

En países como España hay problemas de saturación de la justicia, considera usted que la desjudicialización y apuesta por las soluciones extrajudiciales es una de soluciones para mejorar el concepto de servicio público? ¿Qué postura tiene su organización sobre el arbitraje y la mediación?

Estoy de acuerdo que en muchos países el sistema legal es muy lento y muy caro y que soluciones extrajudiciales y la mediación son alternativas mejores. Sin embrago no puedo hablar con criterio propio más que de Inglaterra, donde hemos experimentado un cambio significativo hacia soluciones extrajudiciales.

Una encuesta entre nuestros miembros revela similares resultados. Las soluciones de arbitraje y en general extrajudiciales empiezan a ser importantes en casi todos los países. Estamos preparando un informe sobre arbitraje y mediación desde el punto de vista e nuestra red, que podríamos facilitarle pronto.

Por último, según diferentes organizaciones, la imagen del abogado no tiene un arraigo social adecuado, ¿qué se puede hacer para mejorar esta credibilidad?

Me sorprende que los abogados no tengan una mejor imagen en la sociedad. Sabía que a menudo se les califica de arrogantes y muy caros, y de que viven de los problemas de los demás. Yo personalmente nunca me he sentido incómodo, y tampoco creo que tuviera poco arraigo social. Sin embargo estoy convencido que los abogados tienen han de aportar a la sociedad más que otras profesiones. Por ejemplo actividades probono están al alcance de casi todos los abogados. Para ser justos muchos se han comprometido con este tipo de proyectos y la sociedad les esta reconociendo su trabajo social. Si más abogados participarán de éstas iniciativas, estoy seguro que cambiaría también su credibilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.