La investigación fue realizada por Analistas Financieros Internacionales (Afi) y la patronal de grandes empresas de trabajo temporal Agett.

En concreto, Afi-Agett prevén que el año cierre con 18,6 millones de ocupados, lo que supondrá la destrucción de 1,25 millones de empleos, frente a los 620.000 que se perdieron en 2008.

No obstante, los autores de este informe estiman que la caída interanual del empleo reflejará un deterioro «progresivamente menor», de forma que la fuerte destrucción de puestos de trabajo registrada entre septiembre de 2008 y marzo de 2009 «no se repetirá en lo sucesivo».

Las previsiones de Afi-Agett apuntan que el paro seguirá experimentando aumentos «significativos» en lo que resta de año, situándose el volumen de desempleados en 4,5 millones al finalizar el ejercicio, lo que llevará la tasa de paro cerca del 20% (ahora 17,9%).

José Antonio Herce, socio director de Afi, ha afirmado que para evitar que la tasa de paro alcance ese 20% es necesario que las políticas de impulso «cobren renovada importancia».

Aunque los autores de este estudio creen que «con toda probabilidad» el segundo semestre de 2009 no será tan malo como el de 2008, estiman que no se producirán descensos interanuales del desempleo hasta la segunda mitad de 2010, y ello a pesar de la mejora de las expectativas de los consumidores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.