El actual número de empresas activas en España se sitúa en 3,35 millones, lo que significa que alrededor de 60.400 empresas evitarán los tribunales ordinarios en caso de conflicto, y recurrirán al arbitraje o a la mediación, según los datos recogidos por el Directorio Central de Empresas (Dirce).

“El arbitraje podría aliviar la carga de los juzgados y encontrar una respuesta más económica y rápida”, explicó Aeade, que recordó que los Juzgados de lo Mercantil tienen en la actualidad una carencia de 605 jueces y magistrados, ya que su dotación no supera el 50% necesario, según el observatorio de la actividad de la Justicia de la Fundación Wolters Kluwer.

El 98% de los empresarios y abogados que utilizan el arbitraje son fieles a esta técnica de resolución de conflictos, con lo que pretenden evitar la lentitud y la falta de uniformidad de los criterios de la Justicia ordinaria.

Las principales causas esgrimidas por aquellos que deciden no recurrir al arbitraje son el coste y el conflicto de intereses del árbitro. Sin embargo, Aeade prevé que la incidencia del arbitraje en el mundo empresarial aumente hasta un 5% en los próximos dos años y llegue al 10% en 2015.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.