por Pilar García Lombardía, Doctora en Dirección de Empresas por IESE Universidad de Navarra, e investigadora del IESE

Marruecos representa un entorno de posibilidades y oportunidades para el sector empresarial español: estabilidad política, proximidad geográfica y un plan económico de crecimiento sostenido hacen del país magrebí una más que interesante alternativa.

La internacionalización de las empresas españolas es una necesidad que ya nadie discute: buscar nuevos mercados y nuevas formas de hacer las cosas incide positivamente en la tan deseada competitividad de nuestras empresas. FIDE, fiel a su vocación internacional y de soporte a las organizaciones, ha organizado esta sesión, para analizar en profundidad el por qué y el cómo de este destino empresarial. Ha contado para ello con la experta participación de Ahmed Fassi Fihri, Director de inversiones de la Agencia Marroquí de Desarrollo de Inversiones (AMDI) y de Fedwa Bouzoubaa, Directora de la oficina de Casablanca de Cuatrecasas Gonçalves Pereira.

Ahmed Fassi Fihri ha presentado a los asistentes una decena de buenas razones para invertir en Marruecos. Un entorno político estable, un crecimiento sostenido del PIB del 5% en los últimos 10 años, una tasa de inflación anual menor del 1%, junto a la planificación de estrategias sectoriales desde el Gobierno o la excelente situación geopolítica del país, a tan solo 14 km. de Europa, son algunas de estas razones.

Además, es preciso tener en cuenta el esfuerzo del país en impulsar y mejorar las infraestructuras. Los ejemplos del Puerto de Tánger y el proyecto del primer TGV en África son una buena muestra de este esfuerzo. Un sistema bancario sólido y competente con fuerte presencia en el continente Africano, reducidos costes logísticos y laborales y la cada vez mayor presencia de personal formado terminan de dibujar la imagen de un país, Marruecos, que posiblemente se aleje mucho de viejos clichés y estereotipos que durante años han dominado en la sociedad de este lado del Estrecho.

La intervención del experto de la AMDI pone de manifiesto, en definitiva, que Marruecos es un destino a tener muy en cuenta, y así lo demuestra la experiencia de cientos de empresas españolas que ya están trabajando allí.

Ahora bien, como en todo proceso de internacionalización, es imprescindible llevar a cabo las tareas de planificación con la suficiente previsión y, en la medida de lo posible, de la mano de un experto. En general, el marco normativo marroquí es muy similar al español, aunque existen algunas diferencias relevantes a tener en cuenta, por ejemplo en materia laboral.

Fedwa Bouzoubaa aportó en su intervención una aproximación práctica y experta a la cuestión. En materia laboral, por ejemplo, menciona la experta de Cuatrecasas Gonçalves Pereira, que hay que tener en cuenta las dificultades de la ley laboral marroquí para despedir a un trabajador y lo poco que se utilizan los contratos temporales. Por esta razón, es importante diseñar buenos contratos y cuidar mucho la relación laboral.

Otros aspectos muy importantes a tener en cuenta son los relacionados con las cuestiones cambiarias, el Dírham marroquí no es una divisa convertible, por lo que el gobierno Marroquí garantiza la posibilidad de conversión, siempre que la inversión esté realizada en divisas extranjeras, y se cumplan una serie de requisitos cara a la futura repatriación de capitales. También es importante tener en cuenta estos aspectos en las licitaciones públicas.

De todo ello se deduce que, sin ser un país especialmente complejo en materia administrativa, laboral o impositiva, resulta muy conveniente conocer en detalle los diferentes aspectos relevantes para la implantación de una empresa: de lo contrario, el empresario o sus directivos pueden encontrarse con situaciones desagradables, fruto de malentendidos o de la precipitación.

La participación de los expertos en esta sesión de FIDE ha permitido a los asistentes conocer de primera mano las posibilidades que ofrece Marruecos, en el presente y también a medio y largo y plazo, y cuáles son las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de iniciar una inversión, del tipo que sea, en el vecino del sur.

En este resumen, necesariamente breve, no podemos dejar de mencionar otro tema, iniciado en el debate por uno de los asistentes: el mercado energético en Marruecos. En efecto, el sector de la energía, de enorme relevancia para cualquier país, se está gestionando en Marruecos como uno de los pilares del crecimiento. En especial, las energías renovables tienen una amplia implantación.

Las renovables se han desarrollado en Marruecos sin recurrir a las subvenciones, adoptando un modelo diferente del español. Los dos grandes planes del Gobierno en materia energética, el solar y el eólico, sustentan e impulsan el crecimiento de este sector.

Existen, desde luego, luces y sombras en el Reino de Marruecos. Nos quedamos, no obstante, con el punto de vista que ambos ponentes han compartido con los asistentes a la sesión: quedan espacios de mejora, sin duda, pero el camino recorrido por este país es, sin lugar a dudas, digno de la confianza que todos los actores internacionales están depositando en él

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.