Cristobal MontoroLa Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) prevé una rebaja media de 435 euros para el 67% de los contribuyentes, mientras que uno 3% no notará nada y, un 3%, tendrá que pagar más. Así, lo han explicado hoy el director general de esta organización, Carlos Ocaña, el director de Estudios Tributarios de la fundación, José Félix Sanz, quien ha indicado que “en conjunto, la reforma fiscal es casi neutral o ligeramente progresiva”, si bien “supone un descenso de la factura fiscal directo para los contribuyentes residentes de 5.400 millones en 2015”.

Tras realizar un análisis de las medias tomadas por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, Funcas estima que la reforma ahorrará a los contribuyentes españoles unos 8.400 millones de euros en 2015 y 2016. En concreto, en 2015 el ahorro se cifra en 5.400 millones de euros y en 2016, en 3.000 millones. La bajada del tipo medio efectivo el año que viene será del 8,19% en 2015, en línea con el 8,06% indicado por el Ejecutivo, al pasar del 14,7% al 13,5%.

Por su parte, el tipo marginal, que pasará del 32,7% al 31,6% de media, no beneficiará a todos los contribuyentes en 2015, según el análisis realizado por Funcas. Los que tengan una base liquidable entre 20.000 y 34.000 euros experimentarán un “ligero” incremento del tipo marginal. Por el contrario, aquellos con bases superiores a los 120.000 euros se beneficiarán de una notable rebaja.

Para el Estado, el impacto recaudatorio de la reforma será de una merma de ingresos de 1.416 millones de euros en 2015, por una caída de los ingresos de 5.441 millones de euros que se espera que se vea compensada, en parte, por un efecto de estímulo sobre la economía, el llamado Efecto Laffer, de 1.737 millones, y que dará lugar a una caída neta de la recaudación de 3.704 millones de euros. A ello, Funcas suma 2.039 millones de euros de ingresos que provienen del ciclo económico y de 249 millones más por los impuestos del consumo y que atenúan esa caída de la recaudación.

Por otro lado, con esta revisión del sistema tributario también hay contribuyentes perdedores, ya que la eliminación de la deducción de 1.500 euros en los dividendos y la reducción en la deducción por aportaciones a planes de pensiones supondrá que un 3% de los españoles, algo más de 600.000, pagará de media 310 euros más a Hacienda. Para los 5,7 millones de contribuyentes restantes, casi el 30%, la reforma tendrá un efecto neutro.

Así, Funcas espera una reducción del tipo medio de IRPF del 8,19% en 2015, desde el 14,7% al 13,5%, en línea con las previsiones del Ejecutivo, que esperaba una rebaja del 8,06%.