Ministerio de JusticiaEl Servicio de información para los afectados de posibles casos de bebés robados ha recibido 476 peticiones desde su apertura hace un año. Con los datos de los afectados, ha remitido en total 507 oficios a instituciones como cementerios, archidiócesis o fiscalías. Los afectados han solicitado datos biológicos de padres, hermanos o hijos que creen desaparecidos. Este es el balance del primer año de funcionamiento de la Oficina de Información de posibles casos de bebés robados. Se abrió con un millón de euros de presupuesto y el objetivo de tramitar información a los afectados de posibles casos de robos de recién nacidos en España. 

De los 507 oficios realizados, un total de 210 se dirigieron al Ministerio de Sanidad; 130 a cementerios; 118 al registro civil, y 45 a Fiscalías, Diputaciones, Ayuntamientos, Archidiócesis. En concreto, 210 se dirigieron al Ministerio de Sanidad -de los que han contestado 156-, 130 a cementerios -105 completadas- y 45 a fiscalías, Diputaciones, Ayuntamientos y Archidiócesis.

«Los afectados piden fundamentalmente documentos registrales «del día que ingresó en el hospital para dar a luz, si el bebé que tuvieron estuvo en una incubadora que se remita el libro que se refiere a las incubadoras, dónde está inhumado el bebé al que dieron a luz y les dijeron que había fallecido, o personas que dejaron en algún hospicio o lugares de ese tipo», ha explicado la directora de la Oficina de Información, Carmen de Troya, la ‘Cadena SER’

El tipo de afectados y sus casos son muy amplios, según Carmen de Troya, han atendido «a personas que sospechaban que sus bebés fueron sustraídos y vendidos, otras que dudan de la legalidad de las adopciones, etc. Curiosamente, gran parte de los que han acudido querían conocer sus orígenes biológicos, saber quiénes eran sus padres y hermanos».

La directora de la Oficina, Carmen de Troya, ha hecho un llamamiento a los posibles afectados para que depositen su perfil genético y buscar las coincidencias en la base de datos creada en la oficina informativa. De momento los afectados han aportado 213 perfiles genéticos aunque, de momento, no ha habido compatibilidad genética, ya que se trata de una base de datos aún pequeña. Toxicología se encarga de validar los informes genéticos para garantizar los requerimientos científicos mínimos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.