En esta foto, Titinga Frédéric Pacéré, Ex Presidente del Colegio de Abogados de Burkina Faso; Antonio Hérnandez-Gil, Decano del Colegio de Abogados de Madrid; Juan Antonio Cremades, Diputado de la Junta de Gobierno del ICAM; Mario Stasi, Ex Decano del Colegio de Abogados de París.

Cerrar filas sobre temas tan de actualidad como la libre circulación de personas y la inmigración; la vulneración de los derechos humanos y la definición del abogado de empresa tras la sentencia del TJUE por el caso Azko, con los mismos derechos que el letrado externo fueron varios de los asuntos que reunieron en el ya tradicional Encuentros en Madrid, foro de opinión internacional impulsado desde el Colegio de abogados de Madrid, a más de quinientos abogados procedentes de diferentes de más de 65 jurisdicciones. Esta reunión trasnacional también sirvió para hacer pública la declaración de la UOM (Unión de Colegios de Abogados del Mediterráneo) sobre los graves recortes que se están haciendo en materia de libertad de movimientos y e integración social de los inmigrantes, así como la Declaración Conjunta de la Abogacía Mundial corroborando la vital importancia del Tribunal de Africano de Derechos Humanos y de los Pueblos en ese continente.

Reuniones de esta índole ponen en contacto a cerca de trescientos abogados de diferentes jurisdicciones de los cinco continentes que intercambian opiniones con colegas de otros países y así de paso analizar como algunas de las cuestiones que preocupan a la abogacía como se abordan en esas naciones. explica Juan Antonio Cremades, uno de los responsables en el ICAM de la organización de este evento.”Este Encuentros en Madrid es nuestro evento anual estrella, “afirma,” y tal y como hacen otros países sirve para que invitemos a colegas de otros países para debatir los principales asuntos de actualidad.

Sobre la situación de los derechos humanos y el derecho a la defensa de los mismos explica Cremades que “La sociedad globalizada en la que estamos inmersos demanda una defensa globalizada de los derechos humanos, uno de nuestros caballos de batalla. No podemos olvidar que el abogado suele ser incómodo para el poder político por su forma de ver las cosas”. Al final de lo que se trata es que el abogado, en ese ejercicio de su derecho a la defensa “note la abogacía mundial está detrás de él, respaldando su trabajo.”.

Esta reunión internacional ha coincidido en el tiempo con el debate suscitado en la UE por la decisión de Dinamarca de establecer restablecer controles aduaneros con Suecia y Alemania, incidiendo en que sólo afectarían a las mercancías, nunca a las personas, y achacando la iniciativa a su intención de frenar la delincuencia en general y el tráfico de drogas y seres humanos en particular. “Decisiones como ésta nos preocupan, explica Antonio Hernández Gil, decano del Colegio de Abogados de Madrid, porque al final lo que hacen esas divergencias es “socavar también el principio de la libre circulación de personas, consagrado en los acuerdos de Schengen.”, afirma “

En situaciones como ésta la abogacía debe estar cerca de los inmigrantes y trabajar por su integración social y que se respeten sus derechos. El trabajo de nuestros abogados de Turno de Oficio, más de 4.500 en estos momentos, va también en muchos casos en esa dirección”. A su juicio, no se vive el mejor momento para el llamado derecho a la defensa, derecho lento que dilata y encarece los procesos “No puede estarlo en estos tiempos en que prima la eficacia económica de las soluciones expeditivas. El derecho de defensa y los derechos del hombre son las herramientas de trabajo de los abogados y, más allá de los concretos intereses que se les confían, expresan la trascendencia social de nuestra función.” Bajo su punto de vista hacen falta instituciones globales para gestionar y resolver los problemas de la globalidad, sean los conflictos internacionales, las crisis económicas mundiales, o, simplemente, la desigualdad.”

Mario Stasi, muchos años decano del Colegio de París y uno de los creadores de la organización Abogados Sin Fronteras, fue uno de los letrados galardonado con la Medalla de Honor del ICAM, al igual que sus colegas Ophir Filgueiras; Presidente de la Ordem dos Advogados do Brasil (OAB); Silvia Giménez Salinas, ex Decana del Colegio de Abogados de Barcelona; Sheila Keetharuth, Directora del Institute for Human Rights and Development in Africa; Abderrazzak Kilani, Decano del Colegio de Abogados de Túnez; Pascal Maurer, presidente de la UIA y Titinga Frederic Pacere, Ex Presidente del Colegio de Abogados de Burkina Faso:”Foros como éste ayudan a aprender y a intercambiar experiencias,” señala. “En un contexto como el que vivimos, si no se defienden los derechos humanos es posible que se quiebre todo. “ A su juicio, considera que países como el suyo, Francia, puede seguir el modelo que ha desarrollado España y que integra al abogado de empresa dentro de la abogacía, con los mismos derechos que el letrado externo.

Necesidad adaptar el Derecho a los nuevos tiempos

En este contexto parece inevitable que exista una transformación importante en el mundo del derecho, máxime cuando “La ciencia del derecho de hoy sigue siendo excesivamente tributaria del pasado. Nuestro entramado institucional es el que surge del Estado moderno tras la Revolución Francesa; y, en materia de derechos humanos, seguimos aún, esencialmente, con las Declaraciones de Derechos de Naciones Unidas tras la segunda guerra mundial”, explica Gil. Todo eso genera que surjan nuevos factores:” Pluralismo: como el que avanza en materia de fuentes del derecho, ante un proceso de multiplicación de sujetos e instancias generadoras de pautas de conducta jurídicamente significativas, por donde pasa el tiempo de la unidad basada en la fuerza física de la autoridad o en la fuerza coercitiva de las normas estatales. E inseguridad como la que afecta a las situaciones personales con trascendencia para los derechos humanos.”, comentó el Decano del ICAM en el discurso que ofreció en el acto inagural de este evento internacional

El secreto profesional y abogado de empresa, a debate

Uno de los debates más atractivos tuvo que ver con la polémica suscitada a da raíz de la resolución del TJUE en su sentencia C-550/07P, por el caso Akzo Nobel c. Comisión Europea. El fondo del asunto discutía si las comunicaciones entre un abogado de empresa y la propia empresa están amparadas o no por el secreto profesional, ya que la Comisión Europea vulneró este derecho en una Decisión de febrero de 2003, que evaluaba las prácticas de competencia de Akzo Nobel. El TJUE considera que el abogado interno, a pesar del régimen profesional aplicable no puede, independientemente de las garantías de que disponga en el ejercicio de su profesión, ser asimilado a un abogado externo, debido a la situación de asalariado en la que se encuentra. El TJUE considera que no existe violación del principio de igualdad de trato en la medida en que el abogado interno se encuentra en una posición esencialmente distinta de la de un abogado externo.

Para Christiane Feral-Schul, decana electa del Colegio de Abogados de París, e interviniente en la mesa redonda, este tema hay que verlo en varias perspectivas “En primer lugar, es evidente que el uso de las nuevas tecnologías y redes sociales puede ser una amenaza para el secreto profesional. “comento. Y recordó que ha crecido el espionaje industrial y que casos como el de Wikileaks y sus 92.000 documentos confidenciales pueden atacar la imagen de cualquier empresa. “En Francia solo la jurisprudencia ha solventado el conflicto del secreto profesional con el abogado de empresa, ante la diversidad de opiniones sobre este tema, afirma y el Informe Prada de abril de 2011 parece conceder al abogado de empresa el derecho a que se beneficie del secreto profesional como el abogado externo, “pero aún queda mucho trabajo por hacer en este sentido”. Desde su opinión como jurista el fallo del TJUE sobre el caso Azko señala que las comunicaciones del abogado de empresa no están cubiertas por el secreto profesional. “Creo que es preocupante y que el propio secreto profesional ha quedado muy maltrecho por esta decisión”, comentó

Por su parte, Stephen Dreyfuss, Socio de Hellring, Liderman, Goldstein & Siegal, antiguo presidente de la Cámara Franco Americana, explicó a los asistentes como en Estados Unidos se aborda la problemática de los abogados internos o asesores jurídicos. “Estamos hablando de un privilegio que le pertenece al cliente más que el abogado. . De hecho al abogado de empresa se le recomienda que se colegie para que esté asi sometido a la misma deontología que el abogado externo” Comentó, además que existe una regulación que data de 1959 de los tribunales federales, con la misma fuerza del Supremo, sobre estos temas. “Además nuestra estructura es diferente a la europea. No hay colegios y al final muchos de nuestros magistrados fueron antes abogados, de ahí que al final tengan constancia de la importancia del secreto profesional”, recalca Dreyfuss.

Sobre el fallo del TJUE respecto a la sentencia Azko no acaba de entender como “se supedita el secreto profesional a la independencia de los abogados respecto a sus clientes. De hecho hay despachos con pocos o un único cliente y eso no significa que no sean independientes. Dreyfyss subraya que lo más importante es saber si “el abogado actúa como tal y es empleado a la vez, eso si que puede ser peligroso”

“En España, se están produciendo cambios en relación al uso del secreto profesional por parte del abogado de empresa, sin que haya sucedido nada importante en estos últimos veinte años, explica Paloma Valor, Counsel Legal de IBM en el sur de Europa e integrante de la Comisión de abogados de empresa del ICAM. “”El tema del secreto profesional nos preocupa mucho, porque hay algunas tendencias contrarias a él. Nuestra postura es que en tanto el abogado de empresa actúe como tal en su relación con su empresa, sus derechos y deberes son los mismos de los que cualquier otro letrado”, comentó.

Coincidió a la hora de compartir los comentarios de Stephen Dreyfuss sobre la inoportunidad del fallo administrativo del TJUE en el caso Azko y dejó claro que en muchas empresas disponen de códigos deontológicos son incluso más exigentes que aquellos de los propios abogados. Desde septiembre del año pasado en nuestro país funciona un grupo de trabajo integrado por abogados de empresa, que considera importante que los colegios profesionales puedan actuar de forma unitaria en esta cuestión, mediante actuaciones mediáticas, impulso de reformas legislativas y defensa de los abogados cuyo derecho al secreto profesional pueda verse perjudicado

Gerardo Nieto, presidente de ANADE, Colegio de Abogados de Empresa de Méjico, una de las principales institucionales del país centroamericano, es la primera vez que acude a esta cita internacional en Madrid. “Nuestro país organiza su abogacía en tres grandes instituciones, además de nuestra asociación se encuentra el Ilustre y Nacional Colegio de Abogados y la Barra Mejicana de Colegio de abogados.” comenta. También señala que los propios abogados participan en sus colegios a través de una veintena de Comités de Estudios, cada uno de ellos centrado en un asunto que interese al abogado mejicano.

Reconoce que definir el estatus y derechos del asesor jurídico o abogado de empresa aún esta por resolver, pese a que ahora existan varias iniciativas legislativas que se discuten en el Congreso azteca sobre este asunto. “Ahora mismo nos preocupa que se limite tanto el secreto profesional del abogado de empresa, “explica Nieto. Esta situación puede generar situaciones transcendentales. “Todavia debe regularse mejor el secreto profesional en nuestro país. Hay legislación incipiente en el Código Civil Federal y en la propia Ley de Profesiones nuestra”.

1 Comentario

  1. En mi humide opinión,el tratar, no la abogacía europea o la abogacía occidental, si no tratar “La abogacía mundial”, me trae un regusto a alianza de civilizaciones, y no lo digo por Túnez o Burkina Faso, que andan mejor que nosotros, y aun más, cuando en el ICAM existen tantos problemas para con sus abogados. No se si el Colegio de Abogados de París tiene los mismos que nosotros pero podríamos preguntarles por soluciones.

    Y todo eso es “adaptar el Derecho a los nuevos tiempos”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.