Club ParadiseLa Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha impuesto una multa de 51.100 euros a la entidad La Vimetera S.L., titular del Club Paradise de La Jonquera (Girona), por haber instalado dos cámaras de videovigilancia en el vestuario del local, además de no haber inscrito el correspondiente fichero de estas, y trece cámaras más, en el Registro General de Protección de Datos. 

La empresa fue denunciada por el Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya a raíz de una inspección policial practicada en mayo de 2012 en la que los Mozos de Escuadra constataron que el Club contaba con un monitor emplazado en el despacho del director del local desde el que se visualizaban las imágenes captadas por las cámaras. Según se expone en la resolución de la AEPD, dos de las cámaras captaban imágenes de unas quince mujeres que prestaban sus servicios en el local “mientras se estaban desvistiendo de su ropa de calle y poniendo su ropa de trabajo” en una habitación con taquillas que se usaba de vestuario.

Ello supone, según la AEPD, una intromisión a la intimidad y a la imagen de dichas personas, además de una vulneración a la normativa de protección de datos al quebrantar el principio de proporcionalidad entre el fin de vigilancia y control y el método utilizado.

“Téngase en cuenta que, independientemente de que se trate de un establecimiento de pública concurrencia, se están captando imágenes de una serie de personas mientras realizan actividades de naturaleza privada e íntima, las cuales no sólo eran accesibles en tiempo real al director del Club a través del monitor situado en su despacho, sino que también eran grabadas manteniéndose almacenadas en un fichero por espacio de diez días. Estas circunstancias suponen un tratamiento automatizado de datos de carácter personal particularmente invasivo e intrusivo para la intimidad de las personas afectadas por el mismo y especialmente agresivo con su dignidad, por lo que se considera que no es un tratamiento adecuado y pertinente en relación con el ámbito y finalidad de seguridad y control de instalaciones y personas a las que responde la colocación del sistema de videovigilancia”, expone el órgano sancionador.

Concretamente, la conducta supone una vulneración grave por parte de la empresa mercantil denunciada de lo previsto en el artículo 4.1 de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), por lo que se la ha sancionado con 50.000 euros de multa.

También se imputa a la entidad una infracción del artículo 26.1 de la LOPJ por la falta de inscripción del fichero de videovigilancia resultante de la grabación de las imágenes recogidas por las 15 cámaras. La entidad subsanó la falta de inscripción en Septiembre de 2008, pero lo hizo después de que se le notificara el acuerdo de inicio del procedimiento sancionador. Por ello, la AEPD ha considerado que la no inscripción constituye una infracción leve consumada hasta la fecha en que se llevó a cabo la inscripción, y la ha sancionado con una multa de 1.100 euros por este motivo.

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.