preferentesLa Audiencia Nacional ha avalado investigar al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y otros seis exconsejeros de la entidad, entre ellos Gerardo Díaz Ferrán, por “planificar” la emisión de participaciones preferentes para capitalizarla. El tribunal, sin embargo, ha limitado esta investigación a la planificación del producto financiero y ha excluido las ventas individuales.

En un auto, la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional admite el recurso interpuesto por la Fiscalía Anticorrupción, que pedía admitir parcialmente a trámite una querella planteada por varios pequeños empresarios contra Blesa; Díaz Ferrán; el exsecretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella (PP); el expresidente de la Asamblea de Madrid Jesús Pedroche (PP); el exalcalde socialista de Móstoles, José María Arteta; el exdirigente de CCOO Rodolfo Benito; y el representante de UGT Gonzalo Martín Pascual.

Varios empresarios, que invirtieron 340.000 euros en estas participaciones, les acusaron de estafa, maquinación para alterar el precio de las cosas, publicidad engañosa y omisión del deber de denunciar delito. Los magistrados han ordenado incluir en la investigación “todo lo relativo a la planificación” de las preferentes por parte de los órganos directivos de la caja, pero dejan fuera “todo lo referente a la adquisición” de estos productos y el case de estas operaciones en la entidad financiera. Otro auto de la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, divulgado esta misma semana, ya consideró que no hubo “responsabilidad penal” de Bankia, en la comercialización de participaciones preferentes.

El tribunal considera que no se ha de investigar la venta de las preferentes pese a contemplar la posibilidad de que los consejeros de Caja Madrid, “para retrasar u ocultar [el] deterioro, utilizaran la emisión de participaciones preferentes para disfrazar la situación de insolvencia en que se encontraba” la entidad.

El auto, por otro lado, también concluye que “la posible existencia de un plan preconcebido para casar irregularmente las operaciones con participaciones preferentes” sólo afectaría a los que compraron en el mercado secundario.

Jausas rechaza el auto

El despacho de abogados Jausas ha manifestado su oposición al archivo parcial de la investigación de preferentes por parte de la Audiencia. “Evaluaremos las vías existentes para que la Audiencia Nacional indague en las instrucciones que los máximos responsables de Caja Madrid dieron para comercializar estos productos, ya que ese proceso fue un elemento más del engaño a los clientes”, afirmó ayer la firma en un comunicado en el que analiza la sentencia.

En cuanto a la comercialización de participaciones preferentes, la Audiencia Nacional deja sin analizar las consecuencias penales de que los directivos de Caja Madrid no informaran a los adquirentes de la rebaja en el rating de la entidad en plena emisión. “Es inaudito que la Sala no se pronuncie sobre un hecho tan importante como que los clientes firmaron la orden irrevocable de compra en la creencia de que se trataba de un producto de bajo riesgo (rating Aa3 de Moody’s) pero no se les informó de que la propia Moody’s había rebajado la calificación crediticia a bono basura (Ba2) justo antes de que se cerrara la emisión”, señala Jordi Ruiz de Villa, socio de JAUSAS y responsable del departamento de Litigación Bancaria. “Es como si se vendiera un coche y antes de la entrega se supiera que los frenos no funcionan y no se advirtiera al cliente” añade el letrado.

La Audiencia Nacional tampoco analiza el hecho que la CNMV conoció esa falta de información e incumplió su deber legal de obligar a la caja a que informara a sus clientes.

Además, las pruebas documentales practicadas con posterioridad al recurso de apelación acreditan que el consejo de administración de Caja Madrid conocía el grave deterioro de sus cuentas con carácter inmediatamente anterior a la venta de las preferentes, y pese a todo engañaron a sus clientes diciendo que se trataba de productos seguros y sin riesgo. Así resulta del acta de la Comisión de Control de 9 de septiembre de 2009, que establece que los clientes de dudoso cobro pasaron en el primer semestre de 2009 de 2.731 millones a 7.731 millones de euros, es decir, 5.000 millones de euros más de los que no se informó en el folleto de emisión de las participaciones preferentes.

El despacho considera que, contrariamente a lo que afirma la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, el case de operaciones contribuyó a perpetuar el engaño a los adquirentes de preferentes y no sólo perjudicó a los que compraron esos productos en el mercado secundario.

“El mantenimiento artificial de los precios mediante el case de operaciones evitó que los clientes pudieran conocer el grave deterioro del valor de las participaciones preferentes y, consiguientemente, que pudieran tomar decisiones de inversión antes de que se cerrara el mercado de las preferentes”, añade el letrado Jordi Ruiz de Villa.

Entre tanto, BFA, a finales de 2011 compró a inversores institucionales 689 millones de euros y el 5 de marzo de 2012 (coincidiendo con los problemas con la auditoria de Deloitte que hicieron dimitir al entonces presidente, Rodrigo Rato), procedió a amortizar anticipadamente 1.300 millones de euros de participaciones preferentes de Caja Madrid cuyo valor era del 21% mediante entrega de acciones de Bankia al nominal, esto es, al 100% de su valor, con un perjuicio de 1.000 millones de euros.

Blesa se felicita

Según unos correos publicados por el diario.es Miguel Blesa se felicitó del éxito que tuvo la colocación en 2009 de las participaciones preferentes. El banquero celebra lo rápido que se vendieron las preferentes y llega a ironizar sobre ello. “Y eso que habíamos engañado a los clientes”, afirma Blesa a Matías Amat Roca, director general de Negocio de Caja Madrid hasta 2010. En la misma conversación, Amat afirmaba también en tono irónico que “si a los sindicatos no les gusta, probablemente es buen producto”. En otro correo citado por este periódico digital, Amat destaca que “la CNMV acaba de aprobar la emisión de preferentes de Caja Madrid. Empezamos la comercializacion mañana. Irá bien”., a lo que Blesa contesta con un “Dios te oiga”. “Me dan miedo los excesos de celo de la red [de oficinas]”, añade.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.