El convenio, publicado en octubre en el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha sido impugnado por UGT y CC.OO. por considerarlo «lesivo de los derechos e intereses» de los 300.000 trabajadores que integran el sector.

«La pérdida de garantías en el empleo fijo, estable y con derechos; la pérdida de poder adquisitivo; la pérdida de garantías salariales en periodos de enfermedad, y la desregulación de turnos y horarios» son algunos de los puntos que critica la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CC.OO.

Esta organización impugna en su demanda 14 apartados del convenio que, a su juicio, incumplen artículos del Estatuto de los Trabajadores, la Ley Orgánica de Libertad Sindical y la Constitución Española, al generar «discriminaciones entre los trabajadores del sector».

UGT coincide en que el convenio recoge modelos de contratación que «rebajan las condiciones mínimas» del Estatuto de Trabajadores y, entre otras cuestiones, considera que discrimina al personal de caja –integrado sobre todo por mujeres– al excluirlo del calendario laboral anual.

Además, censura la «injusta situación creada en la relación con la patronal debido a la firma de este convenio regresivo negociado con los sindicatos afines».

El convenio colectivo de grandes almacenes para el periodo 2009-2012 es uno de los que afectan a mayor número de trabajadores en España, del orden de los 300.000. Anged representa a 16 grandes empresas de distribución, como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Cortefiel, Eroski e Ikea, entre otras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.