El documento señala que España también encabeza las listas de abandono escolar, tan sólo por debajo de Portugal.

El país tampoco sale bien parado en la formación recibida a lo largo de la vida: mientras en Suecia un 62% de los trabajadores de 55 a 64 años recibieron formación en 2007, la ratio en España se situó en el 14%.

En este sentido, el informe repasa que las transiciones al desempleo dentro de un país son superiores entre la población con un nivel bajo de educación.

Y agrega que economías fundadas en empleos de baja cualificación o con un abandono escolar elevado «probablemente» tengan mayor riesgo de experimentar un incremento acentuado del número de parados.

En España, este factor podría haber contribuido a la escalada del paro.
El documento apunta a que España e Irlanda son los dos países con menor capacidad de protegerse contra el paro por factores como el elevado peso de la construcción en sus economías.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.