El decreto «entró el viernes y creo que hay diez días hábiles, y tendremos que hacer un consejo extraordinario», afirmó la presidenta de la CNE, María Teresa Costa, tras comparecer en la subcomisión de Industria del Congreso de los Diputados sobre análisis de la estrategia energética española para los próximos 25 años.

El regulador no ha elaborado ningún documento acerca de esta normativa, que se encuentra «en proceso de estudio» y que fue remitida por trámite de urgencia tras la reunión de la comisión de seguimiento del Plan Nacional del Carbón.

El texto diseñado con Industria, que cuenta con el visto bueno de sindicatos y la asociación empresarial minera Carbunión, ha sido remitido tanto a la CNE como a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, y está previsto que entre en vigor entre el 15 de noviembre y las primeras semanas de diciembre.

El borrador de real decreto reserva un precio fijo para la electricidad producida en nueve plantas a partir de carbón nacional, que se retribuye gracias a un mecanismo de resolución de restricciones por garantía de suministro, al margen del mercado mayorista, o ‘pool’.

A las centrales se les pagará entre 47,75 euros y 61,56 euros por cada megavatio hora (MWh) de electricidad generada. Cuando el precio del ‘pool’ supere este nivel, las plantas podrán acudir al mercado mayorista, lo que reducirá el sobrecoste que el sistema debe asumir por esta retribución.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.