Unión Profesional –UP- acogió recientemente el último pleno del año de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios. Tras la bienvenida del presidente anfitrión, Carlos Carnicer, Ignacio Buqueras agradeció que la mayoría de las profesiones colegiadas formaran parte de dicha Comisión, bajo el paraguas de UP, pues nadie como el profesional liberal como para considerarse al mismo tiempo «dueño y esclavo de su tiempo».

Previamente al repaso de las actividades más destacadas que la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios ha llevado a cabo durante el presente año, Ignacio Buqueras quiso apoyar la reciente medida anunciada en la Comunidad de Madrid sobre la liberalización de los horarios comerciales, así como destacó la presencia del tema de la conciliación y los horarios racionales en los últimos meses, especialmente en la campaña electoral y también en el debate de investidura del nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La necesidad de avanzar en el tema de la conciliación fue apoyado por Susana López Abella, secretaria general de igualdad de la Xunta Gallega: «el momento en el que nos encontramos no es fácil pero es el momento de avanzar en este tema».

La conjunción entre la racionalización de horarios y el ejercicio profesional fue tema de debate tras la exposición de Jesús Rivero, presidente deDINTEL, fundación para la difusión de las Ingenierías de Informática y Telecomunicación, para quien es imprescindible descender algún escalón y situarse en conocer «qué es la conciliación de horarios para el libre-ejerciente». Además, Rivero apostó decididamente por distinguir entre trabajo por obligación y trabajo por realización, de ahí la necesidad de encontrar un «punto de inflexión en el caso de la conjugación de los horarios y el ejercicio de la profesión».

Esta última reflexión fue extendida hasta el final del acto que culminó con otras intervenciones, entre las que destaca la de Javier Urra, anterior defensor del menor de la Comunidad de Madrid y actual presidente de la Comisión de Deontología del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, quien aconsejó reflexionar ante la posible existencia de miedo al tiempo familiar y al tiempo de ocio: «el trabajo rellena mucho contenido».

Al término del pleno, Ignacio Buqueras destacó la importancia de haber celebrado este último pleno del año en la «casa de las profesiones colegiadas», como parte del entramado de sociedad civil, sector concienciado cada vez más con la racionalización de horarios en su vida diaria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.