El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) considera, en su Sentencia en el asunto C-559/16, que la compensación debida a los pasajeros en casos de cancelación o gran retraso de un vuelo deberá calcularse en función de la distancia entre los aeropuertos de salida y llegada, sin tener en cuenta las conexiones.

Antecedentes de hecho

Las demandantes reservaron un vuelo con la aerolínea Brussels Airlines para trasladarse desde Roma a Hamburgo, con una escala en Bruselas.
El vuelo con salida en Roma, y cuyo destino era Bruselas, sufrió un retraso, provocando el aterrizaje en Bruselas a las 13:33h. Como consecuencia de la dilación, las demandantes no llegaron a tiempo para realizar la conexión que las trasladaría a Hamburgo. Embarcadas en el siguiente vuelo, las demandantes llegaron a Hamburgo a las 18:25h, es decir, con un retraso de tres horas y cincuenta minutos respecto a la hora de llegada inicialmente prevista.

Íter procesal y cuestión prejudicial planteada al TJUE

Ante el retraso sufrido, las demandantes interpusieron un recurso ante el Amtsgericht Hamburg (Tribunal Civil y Penal de Hamburgo, Alemania) con el objetivo de ser indemnizadas por importe de 400 euros cada una, en base al artículo 7, apartado 1, del Reglamento (CE) n° 261/2004 que regula las normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos.

El artículo 7.1 de este Reglamento, tal y como ha sido interpretado por el Tribunal de Justicia, establece en particular que: en caso de retraso de tres horas o más, los pasajeros tendrán derecho a una compensación de 250 euros para los vuelos de hasta 1.500 kilómetros y de 400 euros para los vuelos de más de 1.500 kilómetros que conecten dos Estados miembros.

Artículo 7

Derecho a compensación

Cuando se haga referencia al presente artículo, los pasajeros recibirán una compensación por valor de:

a) 250 euros para vuelos de hasta 1.500 kilómetros;

b) 400 euros para todos los vuelos intracomunitarios de más de 1500 kilómetros y para todos los demás vuelos de entre 1.500 y 3500 kilómetros;

c) 600 euros para todos los vuelos no comprendidos en a) o b).

El Tribunal Civil y Penal de Hamburgo consideró oportuno el derecho de las demandantes a una compensación por el gran retraso sufrido y les comunicó el abono de 250 euros efectuado por Brussels Airlines a cada una de ellas.

Considerando que el cálculo de la distancia era superior a 1.500 km, las demandantes solicitaron el abono de la cantidad adicional de 150 euros para cada una de ellas. Especificando que el cálculo de la distancia debería incluir los dos tramos de vuelo y no la distancia ortodrómica entre Roma y Hamburgo.

Ante la situación planteada, el Tribunal Civil y Penal de Hamburgo decidió suspender el procedimiento y plantear al Tribunal de Justicia la siguiente cuestión prejudicial:

¿Debe interpretarse el artículo 7, apartado 1, párrafo segundo, del Reglamento (CE) n.º 261/2004 en el sentido de que el concepto de “distancia” sólo se refiere a la distancia directa entre el lugar de despegue y el último destino, calculada según el método de la ruta ortodrómica, con independencia del trayecto de vuelo efectivamente recorrido?

 Sobre la cuestión prejudicial

  • El derecho a compensación

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a la luz del Reglamento, consideró que este no distinguía el hecho de que los pasajeros afectados hubiesen alcanzado efectivamente su destino final mediante un vuelo directo o mediante vuelos de conexión. Deduciendo de esta consideración que, en ambos casos, los pasajeros debían ser tratados de igual modo en lo que respectaba al cálculo del importe de la compensación.

Debe considerarse que los pasajeros cuyos vuelos se han retrasado tres horas o más y aquellos cuyos vuelos han sido cancelados y han obtenido un recorrido alternativo en condiciones que no respetan los límites previstos en el artículo 5, apartado 1, letra c), inciso iii), del Reglamento n.º 261/2004, se encuentran en situaciones comparables en la medida en que ambos sufren una molestia similar, en la que se basa su compensación.

  • Escalas de compensación en función de la intensidad de las molestias sufridas

En cuanto a las escalas de compensación, el TJUE señalaba que las diferentes escalas de la compensación, previstas por el Reglamento, no hacían sino reflejar las diferencias en la intensidad de las molestias que habían sufrido los pasajeros al no haber tenido la opción de reorganizar su desplazamiento y evitar así la pérdida de tiempo derivada del retraso o cancelación de su vuelo.

  • La compensación por retraso o cancelación en el caso de un vuelo con conexión debe calcularse sin incluir las escalas

En relación a este extremo, el Tribunal consideró oportuno fijar el importe de la compensación en base a la distancia a “vuelo de pájaro” (distancia ortodrómica) que recorrería un vuelo directo entre el aeropuerto de salida y el aeropuerto de llegada. Añadiendo que, la distancia recorrida de más, a causa de la conexión, no incidía en el cálculo de la compensación.

Por tanto, al establecer el importe de la compensación, sólo procede tomar en consideración la distancia entre el lugar del primer despegue y el destino final, excluyendo los eventuales vuelos de conexión.

  • Concepto de “distancia” del artículo 7, apartado 1, del Reglamento n.º 261/2004

Del análisis del conjunto de las consideraciones anteriores, se desprende que el artículo 7.1 del Reglamento n.º 261/2004 cuando habla de “distancia” se refiere únicamente a la distancia entre el lugar del primer despegue y el destino final.