Los 17 Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ) de España, reunidos en Albacete entre el 2 y el 5 de octubre de 2012, muestran, al término de esta cumbre, celebrada en la capital manchega,  su preocupación por la situación actual de la justicia y en un documento al que tiene acceso DIARIOJURIDICO señalan cuáles son las prioridades en este momento. Un poder judicial fuerte que salvaguarde la independencia del CGPJ y apostar por medidas legislativas e innovaciones tecnológicas, son las claves para colocar la justicia en el lugar que le merece en este siglo XXI

En primer lugar señalan que mantuvieron  una entrevista con el Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, al objeto de transmitirle su posición sobrediferentes iniciativas legislativas puestas en marcha, al tiempo que le manifestamos  lealtad institucional, ofreciéndole la más estrecha colaboración con todas las iniciativas que desde el Consejo General del Poder Judicial y en la calidad del Presidente, como máximo representante del Poder Judicial en España, tenga a bien promover.

Desde esta reunión se espera que  en un inmediato futuro pudiera celebrarse un encuentro al más alto nivel con las autoridades políticas con competencia en materia de justicia. Y ello, al objeto de buscar puntos de consenso en torno a iniciativas que, garantizando la independencia del Poder Judicial, permitan avanzar en una justicia de calidad.

Para estos profesionales, es claro que “los problemas que afectan a la Justicia, en la perspectiva del servicio a los ciudadanos, no pasan prioritariamente por reformas que afecten al estatuto orgánico de los jueces o al gobierno del Poder Judicial. Antes, al contrario, es preferente y necesario afrontar en profundidad reformas de naturaleza organizativa, tecnológica y procesal, entre otras.”

Poder judicial e independiencia

A juicio de estos altos magistrados es fundamental apostar por la necesidad de un Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que sea el “órgano constitucional encargado de velar por la independencia de los Jueces y Tribunales”, y por tanto muestran su “desacuerdo más absoluto con las iniciativas que tiendan a debilitarlo” restándole su papel constitucional.

Tambien señalan una necesaria una coordinación entre los órganos encargados de la organización de la Administración de la Justicia (CGPJ, Ministerio de Justicia y Comunidades Autónomas con competencias en materia de justicia transferidas).

Piden solución a las carencias estructurales, organizativas, tecnológicas y presupuestarias que presenta la Administración de Justicia, situación que se ha visto agravada por una “completa paralización de las inversiones en Justicia” debido a la importante crisis económica.

Exigen que los órganos de gobierno del Poder Judicial tengan autonomía de gasto que les permita, dentro de los límites presupuestarios, adoptar medidas de refuerzo en los órganos judiciales.

Para los Presidentes de los TSJ “los profundos cambios demográficos, económicos y sociales” acontecidos en España justifican una nueva Ley de Planta y Demarcación que permita una redistribución más racional de los órganos judiciales.

Consideran los Presidentes de TSJ que en esta redistribución es “imprescindible” un llamado pacto de Estado entre el Ministerio de Justicia, el CGPJ y las Comunidades Autónomas con competencias en justicia para conseguir una organización “homogénea” y “accesible” de la Administración de Justicia. Nuevo modelo organizativo, dicen los Presidentes de los TSJ, que debe hacerse “de manera realista“, sin olvidar las peculiaridades y características de cada territorio, y contando con el presupuesto imprescindible para que la nueva organización tenga éxito.

Como paso previo a la nueva Planta y Demarcación Judicial, ha de abordarse, en opinión de los Presidentes de los TSJ, la especialización de los órganos judiciales.

Tribunal de instancia

La nueva organización judicial debe articularse sobre tribunales de instancia, garantizando los principios de independencia judicial e inamovilidad.

Los Presidentes de los TSJ insisten en que el funcionamiento de las oficinas judiciales no puede quedar al margen de los órganos de gobierno del Poder Judicial (Jueces Decanos, Presidentes y Salas de Gobierno de los Tribunales Superiores de Justicia). Es necesario, dicen los Presidentes, que las Salas de Gobierno tengan posibilidad de una acción gubernativa cuando surjan disfunciones en la Oficina Judicial que puedan incidir en el funcionamiento de juzgados y tribunales

Otro tema que reclaman la urgente necesidad de la modernización tecnológica de la justicia, que pasa por la incorporación del expediente digital y una plataforma común de comunicación telemática en todos los órganos judiciales de España.

Así mismo piden inversión en mantenimiento (I+D) en el sistema informático. Los Presidentes de los TSJ consideran que debe adecuarse la planta judicial a la carga de trabajo real, teniendo en cuenta que la Judicatura en su gran mayoría está haciendo frente a dicha carga con un importante esfuerzo personal. Esfuerzo que no viene acompañado de los medios necesarios para ejercer de una forma normalizada su labor jurisdiccional.

En todo caso, y hasta que se adecúe definitivamente la planta judicial, el sistema de sustituciones en los órganos judiciales que se lleve a cabo no debe redundar en detrimento de la calidad de la Justicia.

En este sentido, los Presidentes de los TSJ muestran su preocupación porque las modificaciones que se proyectan en dicho sistema de sustituciones puedan provocar un aumento de las cargas de trabajo, que ya son inasumibles a día de hoy por la falta de jueces.

Los Presidentes de los TSJ estiman muy necesario el impulso de reformas legislativas que lleven a la modernización de la justicia y de las leyes procesales, concretamente la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Para ello proponen, entre otras medidas urgentes, la potenciación de las conformidades en el orden jurisdiccional penal, o la práctica de las mediaciones en procesos penales por infracciones menos graves.

También se propone que exista una sola instancia de revisión judicial en materias de escasa entidad o gravedad

Puedes ver la declaracion institucional que han suscrito aqui

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DE LOS PRESIDENTES DE TRIBUNALES SUPERIORES DE JUSTICIA

.