concursosEl Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha encontrado a unos fieles aliados en su lucha contra el fraude: los ciudadanos. Las actuaciones de lucha contra el fraude laboral por denuncias de ciudadanos han permitido aflorar en un año casi 1.600 empleos no declarados, con una recaudación en cuotas para la seguridad social de 1,4 millones de euros, según ha anunciado este viernes el Departamento que dirige Fátima Báñez.

“Se han finalizado 5.377 actuaciones y se han impuesto multas a las empresas infractoras de 4,4 millones de euros”, ha señalado ministerio en una nota. “El elevado número de actuaciones realizadas gracias a este buzón evidencia la importante concienciación social con el problema del empleo irregular y fraude en Seguridad Social”, afirma el Departamento regentado por Báñez

En agosto del año pasado, el Gobierno instauró un ‘buzón’ para la lucha contra el fraude laboral, invitando a los ciudadanos a denunciar anónimamente conductas fraudulentas en el ámbito laboral. Una vez recibidas estas comunicaciones, los inspectores de Trabajo y Seguridad Social analizan éstas y proceden a hacer una investigación.

Además, en este buzón se pueden presentar por vía telemática denuncias por parte de los trabajadores que sean víctimas de prácticas de fraude laboral y a la Seguridad Social en las mismas condiciones en las que se realiza por vía presencial, teniendo el servicio de Inspección “un deber absoluto de reserva” sobre la identidad del denunciante, por lo que, según el Ministerio, “existe una garantía absoluta de confidencialidad”.

El Ministerio de Empleo presentó el pasado mes de julio la campaña divulgativa y de concienciación ‘Dale la vuelta al fraude’, iniciativa que sigue al plan iniciado en abril de 2012 el plan de lucha contra el empleo irregular 2012-2013.

Como consecuencia del plan nacional para luchar contra el empleo sumergido en los últimos años, el Gobierno dice haber recaudado hasta mayo de esta año 9.271 millones de euros, 7.268 millones en 2012-2013 y 1.643 millones en los primeros cinco meses de 2014.

Desde 2012 se han aflorado un total de 170.941 empleos irregulares, y las sanciones por infracciones en el ámbito de las empresas ficticias, empresas creadas con el objetivo de defraudar a la Seguridad Social, han totalizado 5.496, multiplicando por más de ocho las del periodo 2010-2011.

En 2012 y 2013 se anularon 2.078 inscripciones de empresas ficticias, más de tres veces más que en 2010-2011, y 78.056 altas ficticias o contratos de trabajo falsos.

Andalucía y Valencia lideran el ránking

Por comunidades autónomas, el mayor número de empleos sumergidos aflorados por el buzón antifraude se dio en Andalucía, con 422, seguido de Madrid (211), Castilla-La Mancha (149), Comunidad Valenciana (143), Canarias (127), Castilla y León (115), Cataluña (94), Baleares (74), Cantabria (57), Galicia (48), País Vasco (47), Asturias (35), Aragón (24), Navarra (8) y La Rioja (6). La única comunidad donde no se afloró ningún empleo irregular fue Murcia, junto a la ciudad autónoma de Melilla. En Ceuta, por el contrario, se destaparon cuatro empleos irregulares.

En cuanto a las sanciones a empresas impuestas gracias al buzón antifraude, Andalucía también encabezó el ranking autonómico, con 835.997 euros, seguida de Comunidad Valenciana (583.936 euros), Madrid (549.763 euros), Cataluña (381.659 euros), Castilla-La Mancha (370.457 euros), Baleares (356.105 euros), Castilla y León (268.994 euros), Cantabria (251.052 euros), Canarias (238.665 euros), Asturias (133.155 euros), País Vasco (131.281 euros), Galicia (99.526 euros), Extremadura (81.972 euros), Aragón (50.636 euros), Navarra (38.132 euros), La Rioja (12.478 euros) y Murcia (626 euros). En Ceuta se impusieron sanciones por valor de 24.380 euros, no así en Melilla, donde la Inspección sólo realizó una actuación sin levantar ninguna acta de infracción.