Conde-Pumpido ha matizado que la Fiscalía «examinará» la situación provocada por las bajas por enfermedad de los controladores aéreos pero que, de momento, no se puede anticipar nada en torno a una posible investigación, según declaró a los medios momentos antes de participar en un curso de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

Por el momento, no se ha abierto investigación alguna y que el organismo está a la espera de que el Ministerio de Fomento les remita la documentación solicitada a la Seguridad Social respecto a las bajas laborales.

El fiscal general del Estado recordó que este departamento ya ha actuado en algunas otras ocasiones en cuestiones que afectaron a los servicios públicos.

Conde-Pumpido citó episodios como la invasión de las pistas del aeropuerto de Barcelona, que concluyó con proceso judicial y condenas; la huelga de camioneros, ya que afectó al «buen funcionamiento» del transporte público; o, más recientemente, el incumplimiento de los servicios mínimos en la huelga del Metro de Madrid.

El Ministerio de Fomento explicó que estudiará si el elevado número de bajas laborales de los controladores aéreos podría responder a un plan organizado como medida de presión por el cambio de la organización laboral antes de denunciar las presuntas irregularidades ante la Fiscalía.

Se sospecha que los controladores estén realizando sean ‘bajas exprés’, ya que ninguna de ellas supera los cinco días de duración, lo que provoca que la Seguridad Social no pueda someter a los trabajadores a un chequeo médico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.