La jornada fue organizada por Landwell-PwC, el despacho de abogados y asesores fiscales de PricewaterhouseCoopers, en el Parque Tecnológico de Zamudio.

La presentación del evento ha corrido a cargo de Txaber Ouro, director del Parque Tecnológico de Bizkaia, y Antonio Padró, socio de Landwell- PwC.

Por lo que se refieren a las causas y formas de actuación ante los impagados, la proactividad resulta fundamental. Xabier Alvarez, abogado Landwell-PwC, ha destacado que dicha proactividad tiene dos vías: la previsión y la intervención.

Además también ha resaltado la importancia de dos departamentos dentro de la empresa: el Comercial – cuya función es realizar un estudio previo del riesgo del cliente- y el de Administración.

Cuando el cliente se declara como «moroso», este último departamento debe tener un control sobre las facturas. La rapidez en estos casos es muy importante ya que, en un primer momento, es recomendable iniciar una negociación. Si no es posible, se realiza un requerimiento formal y se inicia un requerimiento judicial. «No hay que tener miedo a los requerimientos judiciales», afirmó Alvarez.

Por su parte, Martín Eguía, abogado de Landwell-PwC, ha abordado la cuestión del recobro judicial. Según el abogado, existen diversos procedimientos para recuperar el dinero y ha afirmado que el 60% de las deudas se condonan por desconocimiento de las herramientas existentes para lograr su cobro.

Eguía ha destacado el procedimiento declarativo (ir al tribunal y solicitar un derecho frente al deudor), el ejecutivo (que contempla la actuación frente a sus bienes) y los procedimientos especiales.

Durante la jornada también se ha analizado la posibilidad de que el acreedor solicite el concurso de la empresa deudora y cuáles eran los pasos a seguir durante todo el proceso. Por último, se han destacado los aspectos fiscales que hay que tener en cuenta ante impagos y actuaciones concursales.

El despacho de abogados y asesores fiscales de PricewaterhouseCoopers es el mayor bufete del mundo con más de 33.000 profesionales y una facturación cercana a los 7.000 millones de dólares.

En España, cuenta con más de 800 abogados y asesores fiscales y una facturación que, el pasado ejercicio fiscal finalizado en junio de 2007, ascendió a 94,8 millones de euros, lo que le sitúa entre los cuatro mayores despachos del país. Para este ejercicio tiene previsto cerrar con un crecimiento de los ingresos superior al 20%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.