La UE investiga los sitios web sobre crédito al consumo – un mercado poco satisfactorio para los consumidores. ¿Ha estado usted alguna vez a punto de firmar un contrato para obtener un préstamo personal, una tarjeta de crédito, o cualquier otro crédito al consumo, y se ha dado cuenta de que era más caro de lo que pensaba en un primer momento? Se ha realizado una investigación, a escala de la UE, de los sitios web que ofrecen créditos al consumo a fin de comprobar si los consumidores reciben la información a la que tienen derecho con arreglo a la legislación de la UE en materia de consumo[1] antes de la firma de un contrato de este tipo.

Las autoridades nacionales responsables del cumplimiento de la legislación han inspeccionado más de quinientos sitios web en los veintisiete Estados miembros, más Noruega e Islandia, y han advertido de que 393 sitios, es decir, un 70 %, debían ser objeto de una investigación más a fondo con respecto a los siguientes problemas principales: la publicidad no incluía la información estándar necesaria, las ofertas omitían información esencial para poder tomar una decisión o los costes se presentaban de manera engañosa.

A continuación, las autoridades nacionales responsables en la materia se pondrán en contacto con las instituciones financieras y los intermediarios de crédito en relación con las supuestas irregularidades detectadas a fin de pedirles que las aclaren o tomen las medidas correctoras pertinentes. El objetivo de esta operación de barrido era comprobar, en particular, la aplicación por parte de las empresas de la Directiva relativa al crédito al consumo (recientemente transpuesta en los Estados miembros), cuya finalidad es que los consumidores puedan comprender y comparar con más facilidad las ofertas de crédito.

John Dalli, Comisario de Consumo de la UE, declaró que «cuando las personas solicitan un crédito a veces descubren que este crédito es más caro de lo que parecía en un principio porque hay importante información que a veces no está clara o simplemente no se facilita. Puesto que no siempre resulta fácil comprender este tipo de créditos, existe legislación europea para ayudar a los consumidores a tomar decisiones con conocimiento de causa. Por lo tanto, es fundamental que las empresas faciliten a los consumidores la información adecuada y necesaria. Por su parte, corresponde a la Comisión colaborar con las autoridades nacionales de ejecución a tal fin».

El «barrido» es un ejercicio para hacer cumplir la legislación de la UE. La operación la realizan, bajo la dirección de la UE, las autoridades nacionales competentes que efectúan controles simultáneos y coordinados para detectar infracciones de la legislación en materia de consumo en un sector determinado. A continuación, dichas autoridades se ponen en contacto con los operadores en relación con las supuestas irregularidades y les solicitan que tomen medidas correctoras. El barrido sobre el crédito al consumo tuvo lugar en septiembre de 2011.

En seis países, cincuenta y siete sitios fueron objeto de una investigación adicional («Sweep Plus») para comprobar el cumplimiento de las normas sobre protección de los consumidores, entre otras, los acuerdos de pago, la tramitación de reclamaciones y los términos y condiciones.

El mercado investigado es utilizado diariamente por los consumidores. En 2010, las instituciones financieras de la zona del euro tenían contratados más de 600 000 millones de euros en créditos al consumo[2].

Resultados

De los 562 sitios web controlados inicialmente, solo el 30 % superó el control del cumplimiento de las normas pertinentes de la UE en materia de consumo y se señaló que el 70 % restante (393) debía ser objeto de una investigación más a fondo. Los principales problemas detectados fueron:

– Falta de información en la publicidad relativa al crédito: la publicidad en 258 sitios web (el 46 % de los sitios web investigados) no incluía toda la información exigida por la Directiva de crédito al consumo, por ejemplo, i) la tasa anual equivalente (TAE), que es esencial para comparar ofertas, ii) la información sobre si las comisiones relativas a los servicios auxiliares obligatorios (por ejemplo, seguros) se habían incluido en el coste total, o iii) la duración del contrato de crédito.

– Omisión de información fundamental en la oferta: en 244 sitios web (43 %) no se proporcionaba información clara sobre los diversos elementos del coste total, por ejemplo, i) el tipo de interés, (fijo, variable o ambos), ii) la duración del crédito (si procede), y iii) algunos de los gastos vinculados al crédito (por ejemplo, comisiones de gestión).

– Presentación engañosa de los costes en los casos en que el coste del crédito se expone de manera falsa o induce a engaño a los consumidores, por ejemplo, i) en la manera de calcular el precio, o ii) si no se informa al consumidor de que al coste del crédito al consumo hay que añadir el coste de un seguro obligatorio. En 116 de los sitios web (20 %) se detectaron este tipo de problemas.

Sweep Plus

Seis países (Eslovaquia, Estonia, Italia, Letonia, Lituania y Suecia) llevaron a cabo una investigación más en profundidad de los cincuenta y siete sitios controlados: el ejercicio Sweep Plus. Los principales problemas se referían a la información precontractual y las condiciones contractuales.

La fase de ejecución empieza ahora: en las próximas semanas y meses, las autoridades nacionales se pondrán en contacto con los operadores de empresas para solicitarles aclaraciones o correcciones de sus sitios web. En caso de no hacerlo, y en función de la legislación nacional aplicable, podrán entablarse acciones legales que den lugar a multas o al cierre de los sitios web. Se ha pedido a las autoridades nacionales de ejecución que informen a la Comisión Europea antes de otoño de 2012. La Comisión presentará un informe sobre los resultado

[1] Directiva sobre crédito al consumo, Directiva relativa a la comercialización a distancia de servicios financieros, Directiva sobre las prácticas comerciales desleales, Directiva sobre el comercio electrónico y Directiva sobre cláusulas abusivas en los contratos

[2] BCE, Estadísticas de la zona del euro, www.ecb.int/stats/money/aggregates/bsheets/html/index.en.html.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.