Es la primera vez que la UE fija de forma tan explícita su objetivo de reducción de emisiones para 2050. No obstante, los países del G-8 ya fijaron en la cumbre celebrada en julio en L’Aquila (Italia) un objetivo global de reducción de emisiones del 50% en 2050, lo que suponía que los países industrializados debían hacer un esfuerzo «del 80% o más».

El comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, consideró «muy importante» que los Veintisiete hayan acordado ya una meta para 2050 porque a su juicio ello «envía una señal a todo el mundo de la determinación de la UE sobre los objetivos de reducción de emisiones».

Los ministros de Medio Ambiente acordaron además fijar objetivos de reducción de emisiones para la aviación y para el sector marítimo, que no están incluidos en el protocolo de Kioto. En concreto, los Veintisiete quieren que el sector de la aviación recorte el nivel de CO2 un 10% y el sector marítimo un 20% en 2020 respecto a los niveles de 2005. La UE ya ha decidido incluir la aviación en su sistema de comercio de emisiones a partir de 2012.

Por lo demás, los Veintisiete reiteraron el compromiso de la UE de aumentar del 20% al 30% su recorte de emisiones de aquí a 2020 si se logra un acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático en la cumbre que se celebrará en diciembre en Copenhague y pactaron la posición común europea de cara a esta cumbre.

Sólo queda pendiente saber el dinero que dedicarán los Veintisiete para ayudar a los países pobres a recortar las emisiones, ya que los ministros de Economía no lograron un acuerdo este martes por las reservas de los países del este, liderados por Polonia, que se resisten a pagar su parte de la factura alegando su menor nivel de renta y el impacto de la crisis. Dimas se declaró «muy decepcionado» por la falta de acuerdo y repitió que «sin dinero no habrá acuerdo» en Copenhague.

El comisario de Medio Ambiente rechazó además una prórroga de las negociaciones más allá de diciembre para poder lograr un acuerdo. «Creo que debemos alcanzar un acuerdo en Copenhague. No podemos retrasarlo porque nos costaría más y será más difícil alcanzarlo en el futuro», afirmó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.