Un 54% de las compañías españolas asegura que no existe un marco regulatorio a la altura de sus necesidades en cuanto a la gestión de riesgos digitales, y que el regulador está adoptando una posición reactiva, afrontando una transformación gigante tan solo con pequeños pasos. Esta es una de las conclusiones de la encuesta multisectorial Digital Risks, elaborada por la consultora de negocio Axis Corporate, que ha analizado la opinión de las principales compañías españolas ante los riesgos derivados de la implantación de las nuevas tecnologías.

Según Javier Fariñas, Associate Partner de Axis Corporate y responsable del estudio, “es un problema endémico el hecho de que la regulación vaya por detrás de la transformación de los modelos operativos y de negocio ante cambios disruptivos. Por ello, las compañías reclaman una mayor agilidad y acción en este aspecto”.

La encuesta, respondida en su mayoría por los responsables de gestión del riesgo (CROs) de las compañías, desvela también que la innovación es la mayor asignatura pendiente en la gestión de riesgos, que todavía tienen un importante camino por recorrer.

¿Qué entienden las empresas por riesgo digital?

Para las compañías consultadas por Axis, las dos preocupaciones principales en cuanto a las inseguridades en el entorno digital son los riesgos reputacionales y los ciberataques. El 60% de los encuestados coincide en señalar que los daños a la reputación y la imagen son la principal amenaza que han comportado los avances tecnológicos.

Si bien es cierto que la innovación tecnológica ha permitido a las corporaciones disponer de gran multitud de datos e información de sus clientes, esto también les ha obligado a asumir un elevado riesgo reputacional derivado de una mala gestión y uso de estos datos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.