Son necesarias reformas urgentes de calado para activar el mercado laboral, medidas que hasta la fecha no se han puesto en marcha lo que hace que la rigidez normativa en materia de empleo en España disuada a los empresarios de contratar. Esa es la principal conclusión del estudio elaborado  por el Instituto Internacional Cuatrecasas y ManpowerGroup en el que han participado 130 compañías a través de una encuesta efectuada a mediados de este año donde se quería ver la receptividad de las medidas implementadas por el Gobierno a través de la citada reforma laboral. Junto con la mejora de los servicios públicos de empleo; una normativa más racional de la huelga se insistió en la necesidad de fomentar el arbitraje, como método extrajudicial de carácter voluntario en aquellos conflictos laborales que se deriven de los convenios colectivos

Fernando Moreno, director del Instituto Internacional Cuatrecasas fue quien explicó a los periodistas asistentes los resultados de esta consulta a empresarios. El 97% de las empresas ve como “insuficiente” o “muy insuficiente” la reforma laboral, y considera que es necesario aplicar nuevas medidas “de forma urgente”.”Es evidente que en un año no se puede crear empleo, ni esta ni ninguna reforma, explico Moreno, pero queríamos conocer si se han podido modificar ciertas tendencias casi patológicas

Otro tema que queda contemplado en este estudio es que en materia de contratación laboral las nuevas reglas limitativas aprobadas por la reforma no han logrado modificar las pautas de contratación temporal de las empresas, como manifiesta el 95% de los preguntados. “Ahora la gente que va al paro es un 50 por cien por finalización de contrato temporal; un 30 por cien por despido y el 15 por cien restante fruto de diferentes Eres”; comentó Fernando Moreno

Hacer atractiva contratación indefinida

Del mismo modo, también se apunta  apunta que la contratación indefinida no es más atractiva después de la reforma, las compañías continúan optando por la contratación indefinida ordinaria, aunque sí destaca un incremento de las conversiones de contratos temporales en contratos de fomento de la contratación indefinida.

Asimismo, el 85% de los encuestados cree que las medidas aplicadas no han facilitado llevar a cabo modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, mientras que el 60% afirma que tras la reforma no resulta más fácil justificar ante el juez las causas del despido objetivo.

Sin embargo, en materia de despidos, las empresas creen que no se ha reducido el coste del despido, y que las indemnizaciones por despido colectivo continúan estando por encima de los límites legales.

Respecto al mercado de trabajo, destaca el alto grado de desconfianza de las compañías ante los Servicios Públicos de Empleo, y su consideración de que la regulación de las Agencias de Colocación con ánimo de lucro es “inadecuada”.

Desde este análisis ,el presidente del Instituto Internacional Cuatrecasas, Salvador del Rey, insistió  en que la situación actual del mercado de trabajo es “enormemente grave”, por lo que ha pedido que se apliquen reformas de choque “urgentes” y “profundas”.

Del Rey remarco la importancia de que las empresas se desprendan de esa idea de que  el marco normativo es complejo y obstaculiza la creación de puestos de trabajo;  inconvenientes en la gestión flexible de los recursos humanos. De hecho según el informe de Davos, España ocupa el lugar 119 de 140 en cuanto a trabas para generar empleo

Ante ello, expuso una serie de propuestas que la institución considera que servirían para mejorar la situación laboral en España, como fomentar el  contrato indefinido a tiempo parcial; incrementar el periodo de prueba y una nueva regulación del teletrabajo, desfasada ahora en el propio Estatuto de los Trabajadores

Además, defendió por diferenciar y regular la variabilidad ordinaria de las condiciones de trabajo, por facilitar las operaciones de ‘outsourcing’ y las fusiones entre compañías, y por clarificar “aún más” las causas de los despidos eliminando la autorización administrativa en el caso de los despidos colectivos.

Sobre el arbitraje, señaló que era una buena herramienta de carácter voluntario proponerla a las empresas para resolver los problemas derivados de la aplicación de los convenios colectivos. Pero que en ningún caso, como se ha pretendido en las últimas medidas acometidas por el Gobierno habría que introducirlo como una herramienta obligatoria. “Esto no existe en ningún lugar de Europa y no puede funcionar, ni siquiera en Estados Unidos, país donde la flexibilidad laboral es enorme se ha llegado a estos extremos.”

Arbitraje obligatorio en casos de huelga

También defendió una revisión de la normativa de huelga que la haga “más racional”, y ha subrayado la necesidad de poseer una regulación específica para los servicios esenciales, como por ejemplo los transportes o la sanidad.  “En caso de huelga de los servicios mínimos si se puede plantear un arbitraje obligatorio en ciertas circunstancias”, comentó del Rey

En cuanto a la intermediación en el mercado de trabajo, apuntó hacia la eliminación del principio de exclusividad de las ETT, a la vez que ha subrayado la importancia de favorecer a los emprendedores manteniéndoles exentos de la aplicación de convenios colectivos o dotándoles de una mayor libertad en materia de despidos.

En relación a la negociación colectiva, ha tachado de “muy insuficiente” el real decreto ley anterior al verano, y ha propuesto una descentralización, junto a una limitación del periodo de ultraactividad.

Por último, Del Rey alertóde que si España no adopta el camino adecuado, se podría ver obligada a aplicar las medidas laborales impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que han puesto en marcha hasta ahora las economías intervenidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.