Según datos presentados por el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, los bancos españoles «han logrado capear el temporal y sobrevivir a la tormenta, mientras que muchos de sus rivales no han podido hacerlo».

Los créditos a la clientela crecieron un 6,9%, hasta 1,29 billones de euros, y presentan una morosidad estimada del 2,81%, frente a la tasa del 0,76% de finales de 2007, con unos fondos de cobertura constituidos que equivalen al 82% de los préstamos dudosos.

El margen bruto alcanzó 63.306 millones, un 10% más, mientras el margen de explotación retrocedió un 16,4% y se situó a 19.945 millones. Los depósitos a la clientela, por su parte, aumentaron a un ritmo del 13,9%, hasta 874.550 millones de euros.

El presidente de la AEB ya adelantó el pasado lunes que los resultados de la banca en el ejercicio 2008 son «bastante buenos», porque recogen la evolución pasada de la economía y añaden capital a las entidades financieras, ya que se han obtenido beneficios.

Según dijo entonces el portavoz de la banca, el sistema financiero español «es un árbol solido que puede necesitar que se pode o se sanee alguna rama seca, pero que saldrá adelante» si se actúa con anticipación, transparencia y disciplina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.