Los senadores Adriana Muñoz y Guido Girardi iniciarán campaña para nacionalizar el agua y lamentan que el gobierno trate de retrotraer el debate en torno al Código de Aguas.

código de aguas

Así lo anticiparon los legisladores tras el anuncio del gobierno de enviar más de 100 indicaciones al proyecto que reforma el actual Código de Aguas, que se tramita desde el 2011 en el Congreso.

Los senadores Adriana Muñoz, presidenta de la Comisión Especial de Recursos Hídricos y Guido Girardi, autor de una moción que apunta a nacionalizar dicho recurso, anticiparon una campaña de recolección de firmas: “Agua de Todos”, para que el agua vuelva a ser considerada un bien nacional de uso público, como es en la mayoría de los países del mundo.

La medida la anunciaron tras las declaraciones del ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, acerca de que se enviarán indicaciones al proyecto que reforma el Código de Aguas y se entregarían “derechos de agua a perpetuidad /indefinidos” con el fin de otorgar “certeza jurídica” a los actuales propietarios.

El senador Girardi dijo: “más allá que el ministro niegue ahora haber dicho perpetuidad y hablé de derechos indefinidos, las más de 100 indicaciones que presentarán al proyecto que tramitamos hace años en el Senado, apuntan a que están pensando el agua como un instrumento de mercado y favorecer a los grandes grupos económicos. Y eso no lo vamos a aceptar”.

El senador Girardi recordó que “en Chile hay 79 comunas –dos millones de personas- que dependen de camiones aljibes, no porque no haya agua sino porque algunos se apropiaron de ella usando la modificación de Pinochet. Antes le pertenecía a todos y para otorgar una concesión se establecía prioridades de uso, primero consumo humano, saneamiento básico, agricultura y eso ya no existe”.

La senadora Muñoz aseveró que las declaraciones del ministro Fontaine “son una muy mala noticia para todos los chilenos, para los pequeños agricultores y el resguardo de nuestro sistema ecológico.”

La legisladora recordó que en  2011 comenzaron a tramitar un proyecto en el Congreso a partir de una moción entre varios diputados estableciendo y focalizando el derecho al agua como prioridad fundamental el consumo humano, saneamiento básico y alimentación (pequeña agricultura).

La senadora explicó que esta controversia tiene que ver fundamentalmente con la naturaleza jurídica del recurso hídrico. El Código de Aguas y el Código Civil lo consagran como un bien nacional de uso público, pero eso está distorsionado por la Constitución que establece que el agua se entrega como propiedad privada a los particulares. Y ahí está el nudo legislativo central que impide avanzar en esta materia”.

La parlamentaria considera que la propuesta del Presidente Sebastián Piñera es un retroceso al crear una tensión legislativa innecesaria. El hecho de presentar más de 100 artículos al proyecto en tramitación va a retrotraer todo el debate que ya se hizo durante siete años y, por cierto, con visiones distintas, se votaron democráticamente, mayorías, minorías, incluso hubo unanimidad en muchos artículos.

Fuente: Senado de Chile