La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, prometió en diciembre rebajar del 16% al 4% el tipo de IVA aplicable al libro electrónico, equiparándolo así al libro en papel. Pero Hacienda ha aclarado ahora que la rebaja se podrá aplicar sólo al libro electrónico entregado en soporte físico.

“Es cierto que los Estados miembros no pueden aplicar un tipo de IVA reducido a los ‘e-books'”, explicó la portavoz de Fiscalidad de la Comisión, Emer Traynor. La normativa comunitaria permite aplicar el IVA reducido o superreducido (en el caso de España, el 4%) a los libros y otros materiales impresos como periódicos o revistas.

En la reforma de la directiva aprobada el año pasado se precisó que la rebaja podía aplicarse a “libros en todos los soportes físicos” para incluir los audiolibros. Sin embargo, la Comisión considera que “las excepciones que pueden beneficiarse de un tipo de IVA reducido o superreducido deben aplicarse estrictamente” para evitar que los Estados miembros extiendan por su cuenta el alcance de la legislación.

“Los libros y los audiolibros no son lo mismo que los libros electrónicos. Por lo que se refiere al IVA, los libros y los audiolibros se consideran productos (porque son cosas físicas como CDs), mientras que los ‘e-books’ se consideran servicios (son virtuales)”, explicó Traynor.

“Las reglas del IVA para productos y para servicios son bastante diferentes y por ello las reglas que se aplican a libros y audiolibros no pueden extenderse automáticamente a los libros electrónicos”, concluyó la portavoz.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.