Sólo un 7,7% de los encuestados por el estudio, elaborado a través de 2.000 entrevistas telefónicas, se opone a dicha reforma, mientras que el 90% de los jóvenes y las mujeres, los colectivos más afectados por el paro, cree que modificar el mercado laboral favorecería su inserción en el mismo.

«La gente está dispuesta a que se aborden reformas en España. Es un mensaje claro de que son conscientes de que hay que hacer algo», explicó el presidente de FEDEA, Pablo Vázquez.

Días atrás, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, urgió al Gobierno a acometer una reforma laboral aún sin el consenso en el diálogo social y advirtió al Ejecutivo de que no puede esperar «eternamente» a que el tripartito fructifique.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, insistió en que la reforma debería encuadrarse dentro de la mesa tripartita, aunque matizó que el Gobierno actuará a principios de 2010 si la patronal y los sindicatos no alcanzan un acuerdo antes de finales de diciembre.

En cuanto a la percepción social de la crisis, el 66% de los españoles aún se muestra pesimista, ya que considera que «las cosas están evolucionando mal», en tanto que el 70% culpa del retraso de la economía al Gobierno y empresarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.