El año 2008 ha supuesto “la ruptura de un modelo” y atribuyó la pérdida de ahorradores a que los instrumentos más utilizados y aparentemente más seguros hayan cosechado pérdidas que, en ocasiones, superaban los dos dígitos.

“Sistemas de gestión de reciente implantación en España como valor en riesgo o la inversión libre han sentido las consecuencias de unos mercados sin sentido y se han partido por la mitad alcanzando unos niveles de pérdida que no estaban contemplados en sus propiasdefiniciones”, asegura Ahorro Corporación en un informe. Los fondos con renta variable, por su parte, han destruido en algunos casos más de la mitad del valor de los activos.

En este sentido, la entidad subraya que en ningún año “el patrimonio de los fondos había sufrido tanto como en 2008”, y pone como ejemplo que en 2000, cuando estalló la burbuja tecnológica, el tamaño del sector se redujo en un 10,2%. Asimismo, indica que el decrecimiento medido en términos efectivos, es decir, suscripciones menos reembolsos, fue del 23,6%.

“La profundidad de la crisis va a remodelar un sector quedeberá asumir un tamaño reducido, lejos de los máximos de abril de 2007 cuando el patrimonio superó los 269.000 millones de euros”, lo que también afectará, a su juicio, a la configuración del patrimonio.

En su opinión, “el ahorro deberá ser gestionado por el ahorro y la inversión, por la inversión”, lo que previsiblemente se traducirá en que los fondos con riesgo deberán tener una participación creciente, reduciéndose el peso de la renta fija.

En concreto, los fondos de renta variable registraron pérdidas que llegaron en promedio al 38,3%, mientras que los fondos mixtos de renta variable y los fondos mixtos de renta fija acusaron descensos de sus rentabilidades del 13% y del 6,4%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.