médicosLos Gestores Administrativos aseguran que la nueva norma por la que los parados emigrantes pierden el derecho a la sanidad a los 90 días de vivir fuera del país crea desigualdad “sobre todo entre los más jóvenes”. Según los Gestores, “vivimos unos tiempos en los que habría que facilitar los trámites a todos los parados españoles que salen al extranjero a probar suerte”.

Los Gestores Administrativos consideran que la nueva norma plantea más interrogantes que respuestas. Por ejemplo, se preguntan: “¿qué pasa con el emigrante español en paro que lleva más de tres meses en el extranjero y no encuentra trabajo y enferma? Es obvio que los servicios sanitarios del país en donde resida le van a atender, sí, pero deberá abonar la factura. ¿No es injusto hacerle pagar por algo que en España tendría cubierto?”

También se preguntan por qué se aplica esta normativa a los jóvenes que cursan estudios no homologados fuera de nuestro país, o a aquellos que están sin una beca, si la práctica totalidad de ellos figuran como beneficiarios de la tarjeta sanitaria. Consideran que se les hace un agravio con los estudiantes Erasmus, y que por obligación van a tener que contratar un seguro privado.

Los Gestores Administrativos señalan que el hecho de que tengan que solicitar los emigrantes, una vez de regreso a España, el reconocimiento del derecho ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social, no hace sino cargar de trabajo a los organismos públicos de manera innecesaria. Asimismo, se cuestionan si todas las Comunidades Autónomas van a actuar de la misma manera y van a reactivar la tarjeta con la misma celeridad, o está dispuesto el Ministerio a redactar normas de obligado cumplimiento.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.