Podrán hacerlo si demuestran que no tenían conocimiento de este proceso judicial cuando firmaron el contrato en el que se comprometen a no emprender acciones judiciales contra el Santander.

La segunda medida adoptada por el juez es ordenar al Banco Santander que envíe una notificación a todos sus clientes afectados para informarles de la existencia de esta causa abierta en los tribunales norteamericanos, según informó el bufete Cremades & Calvo-Sotelo.

El magistrado adoptó estas medidas tras la celebración de la primera vista por la demanda colectiva (‘class action’) presentada el pasado 27 de enero por un grupo de inversores latinoamericanos contra el Banco Santander, su filial comercializadora de fondos Madoff, Optimal, HSBC y PriceWaterhouseCoopers.

Por el momento el juez no ha adoptado la medida cautelar de paralizar la oferta de canje de las inversiones por acciones preferentes ofrecida por el Santander a los afectados, tal y cómo solicitaron los demandantes, al considerar que se trataba de una propuesta «engañosa y coercitiva».

Durante la vista, el juez indicó que la tramitación de la demanda «será rápida», lo que significa que podría estar resuelta en un plazo de entre uno y dos años. «Abróchense los cinturones», exclamó el juez a los asistentes a la vista, según las mismas fuentes.

Esta demanda representa a varios inversores que a 10 de diciembre de 2008 mantenían sus inversiones en el fondo ‘Optimal Strategic US Equity Fund’ y que invirtieron en estos productos a través de sucursales del Banco Santander en dicho estado norteamericano, en su mayoría latinoamericanos.

En conjunto, las personas afectadas reclaman una devolución de los daños sufridos que pueden alcanzar varios miles de millones de dólares. La defensa de los inversores corre a cargo de 15 abogados del bufete estadounidense Labaton Sucharow con la colaboración de 10 expertos del bufete español.

El Banco Santander fue el principal comercializador de fondos Madoff en todo el mundo a través de su gestora Optimal, principalmente en España y Latinoamérica, y el único en distribuirlo entre clientes minoristas de sucursal. La entidad anunció el pasado mes de diciembre pérdidas por valor de 2.330 millones de euros de sus clientes y 17 millones de euros propios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.