El año pasado se contabilizaron 1.125 huelgas, un 10,4% más, que afectaron a empresas y sectores con un total de 5.794.068 trabajadores censados, de los que 546.330 resultaron directamente implicados, un 51,9% más que en 2008.

En cuanto a la conflictividad estrictamente laboral -descontando las huelgas de funcionarios y extralaborales-, en 2009 se registraron 866 paros, con 1.166.313 trabajadores en plantilla, 167.654 implicados y 27,2 millones de horas perdidas, un 44,5% más.

Por áreas territoriales, la conflictividad laboral de 2009 incidió principalmente en Barcelona, con 124 huelgas, seguida de Madrid, con 113, y Navarra, con 91. Atendiendo a los trabajadores implicados, Barcelona también destacó sobre el resto de provincias, con 32.949 huelguistas. A continuación se situaron Madrid, con 32.160, y Navarra, con 17.716.

Por ramas de actividad, los sectores más afectados por las huelgas del año pasado fueron transportes y comunicaciones; metal; educación; agricultura y ganadería; actividades sanitarias; industrias químicas; construcción; alimentación, bebidas y tabaco, y otros servicios.

De las 1.125 huelgas registradas el año pasado, 186 afectaron a empresas o servicios de carácter público. Éstas fueron protagonizadas por 157.719 trabajadores y ocasionaron la pérdida de 14,9 millones de horas de trabajo. Además, en 2009 se convocaron 109 huelgas de ámbito nacional, que implicaron la participación directa de 272.627 trabajadores y la pérdida de 17,2 millones de horas de trabajo.

En cuanto a las causas originarias de la conflictividad laboral de 2009, para protestar contra la tramitación de expedientes de regulación de empleo (ERE) se convocaron 335 huelgas. Por tales conflictos se perdieron 8,2 millones de horas, el doble que en 2008, cuando las horas perdidas por protestar contra ERE fueron 3,9 millones

Para reivindicar el abono de salarios atrasados se convocaron 129 huelgas, por las que se perdieron casi 2 millones de horas de trabajo, un 33,8% más, mientras que por las negociaciones de convenios o para protestar por la ruptura de las mismas se produjeron 123 conflictos, que ocasionaron la pérdida de 14,1 millones de horas horas, un 29,9% más que en 2008.

En demanda de diversas mejoras, con independencia del convenio, se convocaron 205 paros, con la pérdida de 11,8 millones de horas de trabajo, mientras que para reclamar incrementos salariales hubo 85 huelgas, con 476.126 horas perdidas, un 64,6% menos. Asimismo, la CEOE contabilizó 70 huelgas por “solidaridad” y 73 por causas extralaborales. Por ellas se perdieron 7,3 millones de horas de trabajo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.