En el intervalo de dos viajes tiene lugar esta entrevista.  Nos comenta con satisfacción como la última reunión con Francisco Javier Vieira, presidente del TSJ de Madrid puede impulsar en Madrid  un proyecto de mediación social  en la capital de España. Hablar de mediación para Margarita Uría, vocal del CGPJ, es hacerlo de una realidad muy viva que ni siquiera  la no aprobación en el Parlamento de su Ley Estatal parece frenar  su expansión.  “Vino hace poco una delegación rusa para saber como estábamos desarrollando la mediación en España. Cuando les dijimos que aún no teníamos ley, no se lo creían,” explica Uría. Desde su punto de vista “Es evidente que el gran espaldarazo que da el CGP a la Mediación es cuando lo incluye como herramienta clave en el último Plan de Modernización de la Justicia”, confiesa. Según datos que maneja y que son muy a tener en cuenta, “no podemos olvidar que en países como Francia e Inglaterra de nuestro entorno ha logrado reducir en un 30 por cien la litigación tradicional.”

Nuestra entrevistada formará parte de elenco de invitados por Fundación Mediara en las Jornadas de Mediación de los próximos 20 y 21 de octubre en Cádiz . Ahora,estudia un modelo de convenio que ha propuesto Justicia para desarrollar la mediación penan en el ámbito de comunidades autónomas sin competencias transferidas. “Si llegamos a un punto de acuerdo será un gran avance, pese a que el proyecto de ley no aprobado no hablaba para nada ni de la mediación penal ni de la social, aquella que emerge en las empresas cuando hay conflictos entre empresarios y trabajadores”. En nuestro país, la mediación camina con paso firme pero despacio, la propia OIT ya ha recomendado a los Estados que impulsen métodos extrajudiciales en los conflictos laborales: “Queremos ser prudentes en los avances de la mediación.  Hasta ahora ningún asunto mediado ha sido motivo de escándalo en los medios.  En las Comunidades Autónomas donde se impulsa la mediación penal es porque existe un Fiscal Superior que se involucra en estos temas, al igual que los secretarios judiciales, figura clave ahora tras la reforma de la LOPJ en la dirección de los diferentes procesos.”

 

Margarita Uría es Licenciada en Derecho por la Universidad de Deusto en 1975. Su trayectoria profesional se puede agrupar en cuatro fases: ejercicio privado de la profesión de abogada, trabajo en la  Administración Pública  y en el Poder Legislativo como Diputada a Cortes y como Vocal del Consejo General del Poder Judicial.

•1975-1980. Ejercicio profesional de la Abogacía en despacho de reconocido prestigio de Bilbao.

•1980. Incorporación al recién creado Gobierno Vasco, donde como Directora de lo Contencioso, fue responsable de estructurar la asesoría jurídica vinculada a la representación y defensa de la Administración Vasca ante los Tribunales. Lee correspondió, por tanto, la tarea de creación y estructuración ex novo de los Servicios Jurídicos.

A partir de 1996, y durante tres legislaturas, Diputada a Cortes por Vizcaya en el Congreso, con preferente dedicación a la materia de Justicia en sus muy variadas vertientes, además de  haber tenido encomendadas cuestiones Constitucionales, de Administraciones Públicas, Igualdad de la Mujer, Sanidad y Consumo, Comisión que presidí en la legislatura 2004-2008

Ha sido ponente de medio centenar de leyes entre las que podemos destacar.

Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración  General del Estado. Ley Orgánica 5/1997, de 4 de diciembre, de Reforma de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de  julio, del Poder Judicial. Ley Orgánica 2/1998, de 15 de junio, por la que se modifican el Código Penal y la Ley   de Enjuiciamiento Criminal o  la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal asi como la Ley 24/2007, de 9 de octubre, por la que se modifica la Ley 50/1981, de 30 de diciembre, reguladora del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, por solo citar algunas

Desde septiembre del 2008   es elegida por el Congreso de los Diputados, como Vocal del Consejo General del Poder Judicial, donde en la actualidad, forma parte de las siguientes Comisiones y Vocalías: C. Disciplinaria, C. de Estudios e Informes, C. de Igualdad, C. de Comunicación, Comisión Delegada de relaciones con la Comunidades Autónomas, Vocalía Delegada de relaciones con los Colegios Profesionales, Vocalía Delegada para el Centro de Documentación Judicial,  Vocalía Delegada para la Coordinación e Impulso del Proyecto de Mediación Penal y Civil, Miembro del Consejo de Redacción de la Revista “Poder Judicial” y de la Comisión Especial para la Gestión de la Web del Poder Judicial. Además de ser Vocal Delegada para los territorios de País Vasco, Galicia y Cantabria.

Sra Uría ¿Qué escenario se dibuja en la actualidad para la mediación española, a expensas de tener una Ley Estatal que regule su actividad?

Cuando  el Gobierno presento el  anteproyecto de Ley de Mediación, luego convertido en proyecto de ley tuve oportunidad de comentarle al Ministro Caamaño que estábamos ante una iniciativa muy doctrinal, hecha en un despacho profesional ,  que no había tenido en cuenta la realidad de la mediación en nuestro país a través de los múltiples proyectos en marcha.

Este proyecto de ley  solo  contemplaba la mediación civil y mercantil queriendo trasponer la directiva europea, no mencionaba la familiar y tampoco  se hablaba de la mediación penal. De esta forma el proyecto ha sido muy doctrinal, casi de laboratorio sin apoyarse en todas las iniciativas que están en marcha.

Ha sido desde luego una pena que no se haya aprobado. Podemos entender que hay otras prioridades como la Ley Concursal aprobada in extremis; el proyecto de ley de procedimiento laboral o las medidas de agilización procesal que desde el mismo CGPJ pedimos al Ejecutivo que se aprobasen para descargar a la justicia de carga de trabajo.

Hay que volver a presentarlo de nuevo. Todos los proyectos decaen  salvo aquellos  que hayan quedado sin aprobar presentados por las comunidades autónomas. Empezaremos otra vez con la tramitación del proyecto desde cero y en esta ocasión esperemos que se tenga en cuenta todo lo que se está haciendo en mediación en nuestro país.  En el propio anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal que tampoco llegó a ser aprobado se habla de la mediación penal, con gran amplitud, de tal forma que incluso en la fase de ejecución se puede llegar a ella

En todo este debate ,las críticas al anteproyecto tenían varios objetivos; en primer lugar el Estatuto del Mediador que no señalaba cualificación alguna para el mediador…

Creo que debería haber un tronco común en el llamado estatuto del mediador. Por lo menos debiera exigir una formación universitaria a ese profesional porque la mediación pretende restañar una relación jurídica rota integrando los derechos de los ciudadanos a la propia tutela judicial efectiva. Además sería bueno que el profesional acreditase unas horas de formación que pueden adquirirse en los diferentes masters universitarios que existen en la actualidad vinculados a facultades e instituciones jurídicas de prestigio.

No creo que el mediador tenga que ser exclusivamente jurista. Puede serlo un sociólogo o cualquier otro profesional liberal. Pero que acrediten ciertas habilidades en la materia por las horas recibidas y prácticas efectuadas en estos temas.

¿Podria tener un perfil parecido  al del árbitro en un arbitraje…?

Me alegra que me haga esa pregunta.  Creo que es importante tener en cuenta que estamos ante dos figuras diferentes. El arbitro dicta una resolución que acatan las partes.  El mediador intenta un acercamiento de posturas entre dos partes enfrentadas. No ofrece soluciones es una figura diferente del árbitro y del mero conciliador. En la mediación penal la víctima tiene una presencia importante. Puede llegarle contarle a su agresor lo que he pasado y como se siente. Es posible incluso que la otra parte se dé cuenta de lo que ha hecho.

También otra crítica sobre el anteproyecto de Ley de Mediación del que hablamos tiene que ver con la ejecución de la mediación; quién tiene que hacerlo…

En lo que estamos haciendo en España con bastante prudencia teniendo en cuenta la cobertura legal que nos ampara y también impulsada desde CGPJ es aquella que viene con una tutela judicial. En la mediación el juez no interviene. Cuando se la dan si controla los resultados del proceso elevando a sentencia o auto ese acuerdo, de tal forma está conforme con la legalidad y no hay perjuicios a terceros.

Realmente un proceso mediado tiene su ejecución en el final de la misma. Es inmediata porque las partes han llegado a ese acuerdo. No tiene nada que ver con ningún proceso contencioso administrativo o de derecho de familia donde antes de la ejecución de la sentencia puede haber otra denuncia por otro tema.

Desde hace años se viene mediando con menores. Se trata sobre todo que vean el daño que han hecho y como lo pueden resarcir. La propia legislación actual ampara este tipo de iniciativas con el apoyo de la propia Fiscalia. Según datos que manejamos de forma semestral de menores que han participado en estos procesos raramente son reincidentes en delitos similares.

Sobre la docena de Leyes Autonómicas que existen de Mediación, ¿hay mucha diferencia entre ellas?

En el campo familiar hay mucha homogeneidad, quizá la Ley Cántabra es diferente.  Esta se hizo pensando que se aprobaría la Estatal…. Realmente todas las normativas autonómicas aprobadas son muy parecidas… La Ley de Mediación  de Baleares es la más reciente en su aprobación habla de la mediación como servicio público y derecho ciudadano.   Como venimos comentando se trata de restañar una relación y en la medida de lo posible acercar posturas de dos partes, tanto en el ámbito civil, familiar o societario, sin excluir como ya le he explicado el campo penal en nuestro país

En este contexto, ¿Cuál es el papel del CGPJ y de su Vocalia de Mediación en toda esta evolución de la mediación en nuestro país?

Ningún órgano judicial hace mediación sin tener el beneplácito del CGPJ.  Les ayudamos a poner en marcha el proyecto y a buscar mediadores si les hiciera falta.  Hay también una labor de control de lo que hacen en este terreno. Cada seis meses podemos tener estadísticas sobre el desarrollo de la mediación.

En esta nueva etapa del CGPJ también se han incorporado inspectoras al servicio tradicional de inspección para comprobar cómo se esta haciendo la mediación en los diferentes órganos judiciales. No es tanto a nivel coercitivo, sino sobre todo para saber lo que se está haciendo y poder solventar inconvenientes que surjan asi como promover normas de calidad de buenas prácticas en el ámbito de la justicia

¿Ha sido complicado cambiar la mentalidad del juez sobre todo para que sea parte activa en la llamada mediación intrajudicial?

Desde hace años tiene una implantación importante GEMME, asociación europea para promover la mediación. En ella usted puede encontrar jueces, fiscales y también mediadores.  Jueces y fiscales preocupados por una justicia más cercana exístia ya con anterioridad a mi incorporación en el CGPJ a preocuparme por estos temas.

No hay una oposición recalcitrante a estos temas. De hecho muchos de ellos te indican que son capaces de poner en marcha un proyecto específico de mediación

De forma paralela se ha ido incorporando la mediación como asignatura en los temarios de acceso a la carrera judicial. También en la propia Escuela Judicial se organizan talleres sobre estos temas. Y en el apartado de formación continua para los magistrados ya en ejercicio también hay actividades de este tipo.

De estos cursos surgen proyectos. El de Bilbao sobre mediación mercantil, engloba a tres juzgados que están trabajando en esta línea,  tuvo asi su origen. El propio grupo de trabajo sobre mediación Contenciosa también en marcha también surgió de una actividad formativa.

Sobre la mediación empresarial, ¿Cómo ve el futuro de la misma?

Creo que hay mucho por hacer y que tiene un gran futuro. Hemos arrancando en Bilbao una experiencia de este tipo con tres juzgados de lo Mercantil.

Entiendo que a las empresas les interesa acceder a este tipo de métodos extrajudiciales porque ayuda a agilizar aquellos asuntos conflictivos a un menor coste que en la via judicial ordinaria.

En países como Inglaterra es algo muy común que existan despachos de no litigantes donde sabes que tu asunto va a seguir un cauce extrajudicial. Es otra cultura que tendremos que ir implantando en nuestro país.

¿Qué papel pueden tener profesionales como notarios o registradores en la mediación?

Creo que estamos hablando de profesionales de formación amplia y jurídica. Es evidente que la crisis está afectando a su trabajo y remuneración pero eso no quita para dejar claro que pueden cumplir perfectamente como mediadores.

Algunos notarios son miembros de GEMME,  una de las entidades que impulsa la mediación en nuestro país.   Creo que son muy útiles en las particiones hereditarias de cierta complejidad asi como en asuntos de otra índole que pasan por sus despachos.

También es el caso de los jueces jubilados. Muy aprovechables por su experiencia y saber hacer a lo largo de los años.  Todas estas posibilidades hay que valorarlas en su justa medida e introducirlas en el nuevo proyecto de ley para que tengan viabilidad.

¿Violencia de género y mediación son incompatibles?

En España la última Ley contra la Violencia de Género prohíbe cualquier medida a este respecto. Sin embargo yo no tengo tan claro que no se pueda mediar en circunstancias muy determinadas.

Fui ponente de la citada Ley, creo que jueces y fiscales pueden valorar si puede tener sentido esa mediación en situaciones que no acabaran con la muerte de la mujer.

En momentos iniciales como de discusiones o similares parece que se pudiera mediar pero ahora mismo la prohibición de la Ley es taxativa. Si tengo conocimiento que algunos asuntos que son sobreseidos, luego se median con posterioridad, siempre eso sí con el criterio del juez, desde luego

Hablando del futuro, ¿Dónde podremos estar dentro de cinco años a nivel de mediación?

Creo que crecerá de una forma muy importante gobierne quien gobierne.  No veo obstáculos importantes por parte de ninguna de las diversas opciones políticas que conocemos. Al revés, parece que todas estas formaciones lo van a incluir en sus propuestas electorales en materia de justicia.

Puede existir el matiz; de si es justicia restaurativa o si supone arreglar los interese entra las partes, e incluso de forma más práctica para retirar asuntos de los juzgados ya colapsados como todos sabemos.

Además, no podemos olvidar que hay que trasponer la directiva europea de mediación. Y se tendrá que hacer en algún momento próximo.  La propia OIT (Organización Internacional del Trabajo) en uno de sus últimos comunicados señaló que sería bueno que los Estados buscaran otros métodos para resolver sus conflictos, además del tradicional judicial. Se trataba según ellos de humanizar los conflictos laborales

La mediación social, es una asignatura pendiente, pero en un momento de crisis sería de gran ayuda para las empresas. Lo peor de estos momentos de crisis es que la falta de recursos económicos hace que se paren determinados proyectos en distintos ámbitos.

Queremos ser prudentes en los avances de la mediación.  Hasta ahora ningún asunto mediado ha sido motivo de escándalo en los medios.  En las Comunidades Autónomas donde se impulsa la mediación penal es porque existe un Fiscal Superior que se involucra en estos temas, al igual que los secretarios judiciales, figura clave ahora tras la reforma de la LOPJ en la dirección de los diferentes procesos.

 

 

2 Comentarios

  1. Para conocer realmente qué es la justicia restaurativa y una de sus herramientas, visitar la web http://www.justiciarestaurativa.es

    La sociedad cientifica de justicia restaurativa es la primera asociación en España que se dedica realmente a dar a conocer y difundir las beneficios de esta forma de ver la justicia, y una de sus herramientas es la mediación penal pero hay otras como las conferencias o los circulos.

  2. Para implantar un programa de justicia restaurativa como pueda ser la mediación penal es necesario no tener exclusivamente en mente que reducirá la litigiosidad porque al principio esto será minimo, lo importante es resaltar y recalcar que aumenta la confianza y la mejor satisfación del ciudadano con la Justicia. Este es el mas importante beneficio sin perjuicio que con el tiempo efectivamente se reduzca la litigiosidad y se desatasquen los juzgados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.