MarkusEl profesor Markus Hartung, director del Bucerius Center on the legal Profession, de Hamburgo, se muestra tajante: “Las firmas legales deben replantearse su modelo de negocio para salir fortalecidad de la crisis”, afirmó ayer en una conferencia en el segundo encuentro ‘Training Lawyers for the future’ de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra en Madrid.

Hartung dibujó un escenario español marcado por la crisis económica en la que la mayoría de los despachos han perdido negocio. Así, las 25 firmas legales más importantes del país expandieron su negocio un 4,1% en 2010 y un 2,6% en 2011, cifras que contrastan con los crecimientos de dos dígitos que registraron en la etapa del ‘boom’ económico.

El director del Bucerius Center on the Legal Profession es primordial que las firmas legales españolas modifiquen aspectos de su posicionamiento en el mercado legal para seguir creciendo y salir airosas de ciclo económico bajista. Además Hartung recomendó a los abogados del futuro que se formen en un nivel de excelencia en conocimientos jurídicos, y que lo apliquen enfocado a las necesidades cambiantes de los clientes. Que no olviden entrenar sus habilidades de gestión de negocios, de liderazgo y de entendimiento de las dinámicas de los mercados legales; todo supeditado a un estricto seguimiento de los estándares éticos que exige la profesión.

A la conferencia de Hartung siguió una mesa redonda compuesta por un panel de expertos representantes de las firmas legales de referencia en España. Moderada por el redactor jefe de información Jurídica de Expansión, Tino Fernández, intervinieron en ella Sebastián Albella, presidente de Linklaters España , antiguo alumno de la Facultad y profesor del Máster de Acceso a la Abogacía; Carlos de Cárdenas, socio de Uría Menéndez, miembro del Consejo Asesor de la Facultad de Derecho y profesor del Máster de Derecho de Empresa; Antonio Hierro, socio de Cuatrecasas Gonçalves Pereira; Ricardo Gómez Barreda, senior partner de Garrigues; Pedro Pérez-Llorca, socio director de Pérez-Llorca; Jaime Velázquez, director de Clifford Chance; y Pablo Sánchez-Ostiz, catedrático de Derecho Penal y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra.

Lawyers

El decano recalcó el papel de la Academia como garante de dotar de “una base firme” a los estudiantes: “Nosotros formamos cabezas, personas globales, y las firmas debéis ser las encargadas de especializarlas”, opinó.

Carlos de Cárdenas destacó que el mercado legal en España es “anticíclico”, y que los bufetes han mostrado “una gran capacidad de adaptación”. Antonio Hierro abundó en el argumento, si bien reconoció que en España los despachos “trabajan un 30% más para facturar lo mismo, o trabajan lo mismo para facturar un 30% menos”. En la misma línea se mostró Ricardo Gómez-Barreda, de Garrigues, quien reconoció que la cifra de negocio ha frenado su crecimiento, pero lo comparó con que “el PIB en España caerá a finales de 2013 un 9% respecto a 2008, y la banca tiene un 25% menos en sus balances”.

Por su parte, Sebastián Albella, de Linklaters, se mostró de acuerdo en que la economía “vive en la parte baja del ciclo”, pero se mostró “muy optimista en el medio y largo plazo”. Jaime Velázquez subrayó que el mercado español “es muy competitivo”, y opinó que en el futuro deberán aumentarse los esfuerzos por “retener el talento”. Pedro Pérez-Llorca, por su parte, consideró que los bufetes hoy “deben evitar la excesiva especialización”, para poder adecuarse a un mercado cambiante.