El ejercicio 2009 será así, pese a la crisis, el quinto consecutivo de récord de la construcción española en cuanto a consecución de obras en los mercados internacionales.

Las grandes del sector cuentan además con la garantía de que su facturación en el exterior crecerá de nuevo este año, gracias a la ejecución de la cartera de obras lograda en los pasados ejercicios.

Seopan calcula que estos ingresos sobrepasen los 14.000 millones de euros a cierre de ejercicio, frente a los 11.695 millones contabilizados en 2008, lo que arroja un incremento del 20%.

A partir de los datos registrados en lo que va de año, la patronal constata un «crecimiento sostenido de la actividad internacional» en 2009 de las constructoras españolas, que están presentes en más de setenta países de los cinco continentes.

El éxito de la construcción española en el exterior se logra gracias a la estrategia de internacionalización de las grandes del sector, a la apuesta por los distintos gobiernos de mantener la inversión en infraestructuras y a pesar de las dificultades, sobre todo financieras, derivadas de la crisis mundial.

Según la patronal, la exigencia de garantías de las entidades financieras son «crecientes» y la participación de las constructoras en el capital de los proyectos de concesión cada vez es más elevada. Asimismo, indica que se detectan problemas para levantar deuda en moneda local. «Al final, la financiación disponible se está concentrando en activos de poco riesgo y márgenes elevados, como suele ser el caso de las autopistas», apunta Seopan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.