El Presidente comunica la nueva Política de Comunicación Social basada en los principios de austeridad, equidad, transparencia y plena libertad de expresión.

Andrés Manuel López Obrador dio a conocer la nueva Política de Comunicación Social que coloca en el punto de partida el derecho a la información de todos los mexicanos. La nueva política constituye un cambio diametral en la relación entre gobiernos, medios de comunicación y ciudadanía, el presidente.

Durante la exposición de los términos de la nueva política comunicacional, el coordinador general de Comunicación Social y vocero de Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, informó que queda publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el Acuerdo por el que se establece la Política de Comunicación Social del gobierno federal.

En el centro de esta nueva política comunicacional están los ciudadanos y su derecho a estar informados. No obstante ello, el mandatario señaló que se cumplirá con el recorte presupuestal del 50% en materia de difusión con relación a lo que se ejercía anteriormente.

Agregó López Obrador que por primera vez se aplicará un criterio de distribución equitativa y transparente de los recursos para publicidad y propaganda.

Habrá distribución horizontal del gasto, de modo que no se concentre, que alcance a todos y actuando en función de criterios transparentes, que se sepa quién es quién en los pagos por servicios de publicidad.

Asimismo, no se hará uso discrecional de los recursos. El jefe del Ejecutivo federal reiteró que terminaron los tiempos en que se condicionaba la asignación de recursos en publicidad para premiar o castigar a los medios, convirtiéndolo en un mecanismo de coerción, de castigo.

El presupuesto es dinero del pueblo. El mandatario destacó que al  final de cuentas, ellos son simplemente administradores de los dineros del pueblo.

El perfil de la población definirá la contratación de medios; serán contratados medios locales y comunitarios. Conforme se vaya ejerciendo el gasto, se publicarán medios y montos contratados.

El presidente AMLO sostuvo que por ningún motivo se restringirán libertades a periodistas, representantes o propietarios de medios de comunicación.

“Eso no lo hacemos ni lo vamos a hacer, libertad completa, nada de que: ‘Es que hace falta que te tomes un café y platiques, falta comunicación’. No, no. Y eso no significa que haya enemistad, es que queremos que se ejerza la libertad, que no se negocie con la libertad de expresión.”

Entre los nuevos lineamientos que deberán seguir las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal (APF), Ramírez Cuevas destacó que los portales de transparencia deberán publicar información relativa al gasto de Comunicación Social en la modalidad de datos abiertos y en tiempo real; conforme se va ejerciendo el gasto, se va a transparentar a los medios y los montos.

Sumó a ello, queda prohibido hacer uso del presupuesto asignado a publicidad para presionar, castigar, premiar o coaccionar a comunicadores o medios. Igualmente, queda vedada la aplicación de recursos públicos para pagar notas, entrevistas o imágenes con fines periodísticos.

Finalmente, concluyó: “Este gobierno, y en particular la Coordinación General de Comunicación Social, nunca hará ninguna recomendación informativa a los medios de comunicación ni recomendará a ningún periodista en el ejercicio de su profesión.”

Fuente: Presidencia de la Nación, México