Casi un 30% del total de los trabajadores españoles tiene contrato temporal. De ellos, más de la mitad tienen contrato por un período igual o inferior a los seis meses, lo que convierte a España en la tasa más alta de Europa en ese aspecto.

Durante la Semana Santa se registra el primer pico de turismo anual para España y también uno de los momentos del año con mayor demanda laboral. En los últimos cinco años, el número de contratos firmados durante este período aumentó casi un 80%.

Semana Santa es el primer pico de turismo anual en España. La demanda de empleo crece y, como cada año, los sectores de servicios como hotelería, restaurantes, distribución, entretenimiento y transporte incrementan su plantilla por este período de tiempo específico. En España, casi un 30% de los trabajadores asalariados ejercen en modalidad temporal, de los cuales más del 50% son por seis meses o de inferior duración. Esto, convierte a España en el país europeo con más trabajadores por seis meses o menos, muy diferente a lo que ocurre en Alemania, por ejemplo, donde solamente el 15% de los empleados ejerce bajo esta modalidad.

En los últimos cinco años la cantidad de contratos en todo el país durante Semana Santa aumentó casi un 80%, una cifra que se espera siga en alza este año. El sector hotelero, la industria del entretenimiento, los medios de transporte y los restaurantes son los principales sectores en los que se registrarán más movimientos en cuanto a cantidad de trabajadores se refiere. Las ciudades que presentan mayor oferta de empleo son Barcelona, Madrid y las ubicadas en zonas costeras como la Costa Brava, el litoral valenciano, la Costa del Sol, Baleares y Canarias, que incrementan exponencialmente su caudal turístico con respecto al primer trimestre del año.

Con respecto a este tema, Amor Pelegrí, socia fundadora de Pelegrí Abogados, indica que “Semana Santa es la primera época del año que registra un aumento drástico de la oferta laboral, especialmente en las empresas de servicios que requieren de nuevas incorporaciones. Este tipo de empresas deben estar al día para brindarle máxima seguridad a sus trabajadores dentro de la regulación vigente”.

En este sentido, en España más del 80% de los trabajadores con contrato temporal ejercen en esa modalidad por no poder acceder a un cargo fijo, distinta situación a la de la media europea, donde ocurre eso en un 30%. Entre los tipos de contratos de trabajo, los temporales son los más adecuados cuando se tiene que incorporar una persona para una labor concreta o un período de tiempo determinado, como en este caso. Existen varios tipos de contrato temporal, siendo los más frecuentes:

o   Contrato de Interinidad:

Es el contrato más utilizado para esta época del año. Suele emplearse también para sustituir bajas o en períodos de trabajo específico. La duración del contrato es acorde a la causa que lo fundamente y se hace a jornada completa.

o   Contrato por obra y servicio:

Esta modalidad de contrato aplica cuando se contrata un trabajador para un tiempo determinado en una labor específica. La duración del contrato dura lo que dura la obra o servicio. Puede ser a jornada completa o parcial y se indemnizará al trabajador con 12 días por año. Es posible que se convierta en contrato indefinido, pero no habrá bonificación.

o   Contrato Eventual por circunstancias de producción:

Esta modalidad de contrato tiene una duración máxima de 6 meses en un período comprendido de un año o bien de 12 meses en un período de 18, con una opción de prórroga utilizada dependiendo de las circunstancias de producción. Puede ser a jornada completa o parcial y, al igual que el modelo anterior, se indemnizará al trabajador con 12 días al año.