En el día de hoy entran en vigor las reformas para combatir la violencia política contra las mujeres.

El decreto modifica ocho leyes para combatir y sancionar la violencia política contra las mujeres en razón de género.

Esta norma fue aprobada por el Congreso de la Unión, el pasado 18 de marzo y entra en funcionamiento a partir de este martes 14 de abril.

El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el decreto que impacta en ocho leyes con el fin de brindar mayor protección a los derechos políticos y electorales de las mujeres, y sancionar hasta con cárcel a quien cometa este tipo de violencia.

Se reforman las siguientes leyes generales:

1.- de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

2.- de Instituciones y Procedimientos Electorales

3.- del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral

4.- de Partidos Políticos

5.- en Materia de Delitos Electorales

6.- de Responsabilidades Administrativas

7.- Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República

8.- Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación

A partir de este decreto se incluye como modalidad la violencia política contra las mujeres en razón de género, la cual se definió como:

“toda acción u omisión, incluida la tolerancia basada en elementos de género y ejercida dentro de la esfera pública o privada, que tenga por objeto o resultado, limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres.”

Se incluye también su acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo, labor o actividad, el libre desarrollo de la función pública, la toma de decisiones, la libertad de organización, así como el acceso y ejercicio a las prerrogativas, tratándose de candidaturas y precandidaturas o que ya sean funcionarias u ocupen cargos públicos.

Además, precisa que quien cometa violencia política contra las mujeres será “aquella persona que pretenda menoscarbar los derechos de las mujeres o discriminarlas por alguna situación”. 

La conducta puede ser perpetrada indistintamente por agentes estatales, superiores jerárquicos, colegas de trabajo, dirigentes de partidos políticos, militantes, simpatizantes. También por precandidatas, precandidatos, candidatas o candidatos postulados por los partidos políticos o representantes de los mismos; medios de comunicación y sus integrantes, por un particular o por un grupo de personas particulares.

Por otro lado, el decreto estipula que el Instituto Nacional Electoral, los Organismos Públicos Locales, los partidos políticos, personas precandidatas y candidatas, deberán garantizar el principio de paridad de género en el ejercicio de los derechos políticos y electorales.

La paridad se garantizará con la asignación del 50 por ciento mujeres y 50 por ciento hombres en candidaturas a cargos de elección popular y en nombramientos de cargos por designación.

Se exigirá obligatoriamente que los partidos políticos promuevan los derechos de las mujeres, respetando la paridad de género y capacitando a su militancia.

A su vez, el decreto propone sanciones y la reparación del daño, dependiendo de la gravedad de la situación.

Entre las sanciones destaca reducir el financiamiento hasta en 50 por ciento a partidos políticos, cancelar su registro, cancelar prerrogativas al agresor y en casos más graves se considera una pena de cuatro a seis años de prisión y de 200 a 300 días multa.

Finalmente, dispone que para aspirar a ser un legislador o legisladora no se deberá estar acusado de haber ejercido violencia política contra las mujeres en razón de género.

Fuente: Cámara de Diputados, Gobierno de México

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.