En México analizan reformar la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres para obtener la tan anhelada equidad salarial.

Así lo comunicó el Senado de la República por intermedio del boletín oficial del 14 de diciembre de 2019.

Reformar la ley el método planteado para lograr la equidad entre hombres y mujeres. Esta necesidad surge del dato por el cual las mujeres ganan en promedio un salario del 77 por ciento del salario recibido por varones.

La iniciativa surge de la propuesta de la Cámara de Diputados, las Comisiones Unidas para la Igualdad de Género y la de Estudios Legislativos, Segunda, del Senado de la República.

Dichas comisiones estudian una iniciativa de reforma aprobada en la Colegisladora para adicionar ciertas fracciones a la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres. Ello, a fin de alcanzar una efectiva equidad salarial, tanto en el ámbito público como el privado.

El artículo 1ro de la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres dispone:

La presente Ley tiene por objeto regular y garantizar la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres, proponer los lineamientos y mecanismos institucionales que orienten a la Nación hacia el cumplimiento de la igualdad sustantiva en los ámbitos público y privado, promoviendo el empoderamiento de las mujeres y la lucha contra toda discriminación basada en el sexo. Sus disposiciones son de orden público e interés social y de observancia general en todo el Territorio Nacional.

En el artículo 2do se lee:

Son principios rectores de la presente Ley: la igualdad, la no discriminación, la equidad y todos aquellos contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

A través del proyecto enviado por la Cámara de Diputados, se busca adicionar una fracción VII Bis, al artículo 17, y un artículo 34 Bis, en la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, para eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres, cuando estos realicen un mismo trabajo o un trabajo de igual valor.

Este proyecto precisa que las instituciones y las empresas públicas y privadas, estarán obligadas a remunerar de forma igual, la prestación de un mismo trabajo.

Además, la iniciativa establece que no se puede discriminar a la mujer, con relación al hombre, por ninguna razón, ya sea directa o indirectamente.

En la exposición de motivos, se explica que, de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una de las mayores expresiones de discriminación laboral hacia la mujer se registra en la remuneración.

A tal efecto, la organización especificó que las mujeres, ganan en promedio, un salario equivalente al 77 por ciento del recibido por varones.

Finalmente, cabe destacar que México ha firmado dos acuerdos en materia laboral, el primero, el Convenio sobre igualdad de remuneración de la OIT, en 1951; y el Convenio sobre la discriminación en empleo y ocupación, adoptado en 1958.

Además de la adopción de medidas dictadas, durante la Convención Internacional para la eliminación de todas las formas de discriminación en 1981.

Fuente: Senado de la República, México

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.