Con motivo de la emergencia sanitaria por COVID-19 el Presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un acuerdo de gobernabilidad y unidad nacional con los gobiernos estatales.

En el día de ayer se llevó a cabo una videoconferencia sobre la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19 en la que participaron la jefa de Gobierno, la gobernadora y gobernadores de las 32 entidades federativas.

Fueron también convocados a la reunión virtual la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon; el coordinador general de Comunicación Social y vocero de Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas; y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell.

Luego de la videoconferencia, fue presentado el Acuerdo de gobernabilidad y unidad nacional en la lucha contra el COVID-19 por el cual se dispuso:

“La Secretaría de Gobernación será el vínculo institucional entre los tres órdenes de gobierno para mantener un nexo de cordialidad y coordinación institucional permanente con todo el Gobierno de México.”

El Gobierno de México y las entidades federativas velarán conjuntamente por la observancia del Acuerdo. Estas últimas, dentro de su ámbito de competencia, instaurarán las disposiciones que sean necesarias para el cumplimiento de las medidas dictadas por la Secretaría de Salud.

La Secretaría de Salud ordenó la suspensión inmediata, del 30 de marzo al 30 de abril 2020, de actividades no esenciales en los sectores público, privado y social, con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus SARS-CoV-2 en la comunidad.

En todos los sectores y actividades definidos como esenciales, se deberán aplicar de manera obligatoria las siguientes acciones:

  • no realizar reuniones o congregaciones de más de 50 personas;
  • lavado frecuente de manos;
  • estornudar o toser aplicando la etiqueta respiratoria;
  • saludo a distancia (no saludar de beso, ni de mano, ni de abrazo).

A su vez, la Secretaría también exhortó a toda la población residente en el territorio mexicano, incluida la que arribe al mismo procedente del extranjero, y que no participa en actividades laborales esenciales, a cumplir resguardo domiciliario corresponsable del 30 de marzo al 30 de abril 2020.

“Se entiende como resguardo domiciliario corresponsable a la limitación voluntaria de movilidad, permaneciendo en el domicilio particular la mayor parte del tiempo posible”, precisó la entidad sanitaria.

El resguardo domiciliario debe adoptarse de manera estricta a toda persona mayor de 60 años o con diagnóstico de hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiaca o pulmonar, inmunosupresión (adquirida o provocada), en estado de embarazo o puerperio inmediato, independientemente de si su actividad laboral se considera esencial.

No obstante, el personal esencial de interés público podrá, de manera voluntaria, presentarse a laborar.

Finalizada la suspensión de actividades no esenciales y el resguardo domiciliario corresponsable, la Secretaría de Salud, en acuerdo con la Secretaría de Economía y la Secretaría del Trabajo, informará los lineamientos para un regreso escalonado y regionalizado a las actividades laborales, económicas y sociales de toda la población en México.

Fuente: Presidencia de la Nación, Gobierno de México

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.