La senadora Josefina Vázquez Mota sostiene que la pandemia provocó un crecimiento del trabajo infantil y que se debe luchar por su erradicación.

Vázquez Mota, presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, señaló que tres de cada diez niños que trabajan en el país no han terminado la primaria y probablemente nunca lo harán.

La parlamentaria así lo expresó al participar en el Foro Internacional a distancia: “Retos para prevenir y erradicar el trabajo infantil, en el contexto de la emergencia, sanitaria del Covid-19.”

En México más de dos millones de niños, niñas y adolescentes realizan actividades no permitidas y peligrosas, por lo que legisladoras y especialistas hicieron un llamado a aprovechar la pandemia generada por el Covid-19, para erradicar el trabajo infantil en el país y el mundo, con la participación de todos los niveles de gobierno, poder público, sectores de la sociedad y productivos.

En el Senado, la agenda de niñas, niños y adolescentes no tiene partidos políticos, las iniciativas en su mayoría se aprueban por unanimidad, destaca Vázquez Mota.

Asimismo, advirtió tras la pandemia, la pobreza podría aumentar hasta en 14%, lo que hace importante el señalamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT):

“cuando la pobreza aumenta 1%, el trabajo infantil lo hace al menos 0.7%; ya que éste crecería en 10%, haciendo más vulnerables a los menores a emplearse para ayudar a la economía familiar.”

Por ello, la senadora Vázquez Mota llamó a actualizar el protocolo de inspección en materia de erradicación del trabajo infantil, establecer programas específicos para jornaleros y sus familias; garantizar espacios seguros y acceso a educación y alimentación; así como emitir un plan nacional para erradicar esta condición y sus peores formas que involucre a todos.

Por su parte, la senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano (MC), señaló que el reto no es la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, sino la invisibilidad en que está viviendo el sector infantil en su entorno; en consecuencia, propuso regular el trabajo doméstico de niñas adolescentes, antes de sean un sector más vulnerable.

En su oportunidad, la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, del PT y secretaria de la Mesa Directiva del Senado, afirmó que en este habrá un retroceso dado que las niñas, niños y adolescentes son víctimas de explotación laboral.

Señaló que el trabajo infantil perpetúa la pobreza y la pandemia del coronavirus ha dejado ver los problemas estructurales en ese aspecto, pero que la misma se debe convertir en una oportunidad para multiplicar esfuerzos y eliminar ese problema.

La senadora María Guadalupe Covarrubias Cervantes, de Morena, aportó que más de 3.6 millones de niñas, niños y adolescentes salen a diario a trabajar en el país, con el riesgo de sufrir todo tipo de agresiones. Pidió que se legisle para evitar la criminalización de su pobreza.

Por su parte, Silvia Novoa, directora nacional de World Vision México, resaltó que el trabajo infantil en México es un problema socialmente aceptado y normalizado, aun cuando se vulneran los derechos de niños al desarrollo a la supervivencia y a la protección, pues pone en riesgo su salud, su desarrollo físico y psicoemocional, coartando su derecho a la educación, al descanso y no discriminación.

Finalmente, llamó a los gobiernos federal, estatales y municipales a unir esfuerzos de colaboración y articulación con organizaciones de la sociedad civil para eliminar la explotación infantil, atendiendo los contrastes de zonas rurales y urbanas, con acciones transversales integrales y con la ayuda del sector empresarial.

Fuente: Comunicación Senado de la República de Colombia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.