“Es el cambio de una situación de exclusión, yo diría que hasta de persecución, a una situación de normalidad, es decir, quien tenga preferencias sexuales distintas a otros tendrá los mismos derechos que todos los demás para decidir su vida amorosa”, dijo el alcalde capitalino Marcelo Ebrard.

Las bodas ocurrieron una semana después de haber entrado en vigor reformas al código civil local que permiten el matrimonio a personas del mismo sexo y que esas parejas puedan adoptar niños, lo que convirtió a la ciudad de México en la primer localidad de Latinoamérica en establecer esa opción en la ley.

En Argentina se han concretado dos matrimonios entre parejas del mismo sexo, aunque a diferencia de la ciudad de México no ha modificado sus leyes.

Con las modificaciones al código civil capitalino se cambió el concepto de matrimonio para definirlo ahora como “la unión libre de dos personas”. Antes, era descrito como la unión entre un hombre y una mujer.

“Nosotros queremos construir una sociedad donde no exista la discriminación respecto a ningún colectivo y a ninguna persona”, consideró Ebrard, militante del partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD) y a quien la iglesia Católica ha criticado por haber aprobado los matrimonios homosexuales.

La Suprema Corte declaró como improcedente un recurso que la Asamblea Legislativa de la capital interpuso en contra de la impugnación del gobierno federal contra las reformas al código civil.

El gobierno federal, a través de la Procuraduría General de la República (PGR), impugnó ante la Suprema Corte para intentar anular las reformas por considerarlas contrarias a la Constitución. El máximo tribunal admitió la impugnación de la PGR, aunque no detuvo la entrada en vigor de las reformas.

La más reciente crítica de la Iglesia Católica ocurrió cuando en un editorial del órgano de difusión de la Arquidiócesis de México acusó a Ebrard de ser “un jefe de Gobierno que se ha manifestado más solícito para seguir al pie de la letra la línea que le marcan grupos extranjeros a fin de implementar la práctica legal del aborto, las uniones homosexuales y todo lo demás que le pidan, cerrando sus oídos al sentir de la ciudadanía”.

La ciudad de México ha aprobado en los últimos años otras iniciativas consideradas polémicas por algunos sectores como la despenalización del aborto.

Con el rechazo al recurso de los legisladores locales, la Corte continuará el análisis de la impugnación federal, sin que tenga un plazo para resolverlo.

Las primeras cinco parejas que se unieron en matrimonio están integradas por activistas que impulsaron las modificaciones legales. El acto se realizó en las instalaciones del gobierno capitalino y entre los testigos de honor estará el propio alcalde.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.